La Fuga del Canario

Por Leonel Puente Colin - 17 de Junio, 2008, 18:59, Categoría: La Zona Azul

Al llegar a casa por la noche, el canario ya no estaba dentro de su jaula. Sin darme cuenta, dejé abierta la portezuela por donde a diario introducía su comida y le cambiaba el agua.

Hacia meses que tenía ganas de liberarlo, pero varias personas me dijeron que moriría pronto porque no sería capaz de sobrevivir en las calles de la ciudad. Sin embargo, el inconsciente es poderoso; muy poderoso: en cierta forma es mentira decir que dejé abierta la portezuela "sin darme cuenta"; en realidad, mi deseo de liberar al canario fue más fuerte que todos los razonamientos propios y ajenos.

Es sumamente probable que muera esa pequeña ave, difícil será que sobreviva, pero, ¿qué clase de vida era esa de pasar todo el tiempo dentro de un mundo enrejado con el único fin de servir como adorno y entretenimiento de un amo fortuito?

A menudo me he puesto a pensar en que yo vivo una vida parecida a la del canario, pues, aunque puedo moverme de lugar y convivir con varias personas, mi mente siempre está pendiente de lo mismo, nunca cambia mi forma de ver las cosas. Mis ideas están aprisionadas en aquel libro, el primer libro que leí siendo niño, y no salen de ahí.

Extrañaré el canto del plumífero amarillo, extrañaré verlo por la mañana revoloteando; pero no tenía sentido conservarlo porque su voz ya no me parecía alegre, de hecho, en los últimos días, sentía que cada nota de su trino era una amarga queja y un airado reclamo. Estoy seguro de que si no le hubiese dado la oportunidad de escapar, pronto habría enfermado.

Ojalá sobreviva, quiero pensar que sí porque no tiene otra opción: si regresara ya no encontraría su jaula abierta y lista para ser ocupada de nuevo porque la desarmé con unas pinzas. Ya no hay jaula, sólo quedan unos cuantos pedazos de alambres azules que utilizaré para construir otras cosas más interesantes. Ya no hay ave prisionera, su canto sonará en otro lugar.

Miro hacia dentro, obligo a mis ojos a mirarse a sí mismos y me pregunto:

¿Qué pasaría si dejara mi propia jaula mental, mi propia cárcel de ideas? ¿Mi voz cambiaría de tono, mi vida sería más interesante...?

Quizás sí. Quizás no sobreviviría al cambio. Pero debo correr el riesgo. Ya lo dijo aquel viejo filósofo: "el riesgo es precioso".

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

El Blog

Calendario

     Junio 2008  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30       
 
Proyecto Cultura Chobojos - Chobojos
 
 Proyecto Cultura Chobojos - Vida sin fin
 
Proyecto Cultura Chobojos – Fotografía 366
 
Proyecto Cultura Chobojos – El círculo azul
 
Proyecto Cultura Chobojos – La Jauría
 
Proyecto Cultura Chobojos – Toma Todo
 
Proyecto Cultura Chobojos - Chistes x Kilos
 
 

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog