Diciembre del 2008

La Dialéctica del Colmillo

Por Leonel Puente Colin - 1 de Diciembre, 2008, 15:02, Categoría: Sofías y Sofíos

"Espera veneno del agua estancada"

William Blake
Matrimonio entre el cielo y el infierno.

Hace un par de días casi tenía terminado un ensayo, solamente me faltaban las conclusiones; sin embargo, ocurrió una pequeña desgracia: me quedé dormido sobre la silla y se me cayeron las hojas con el manuscrito, el perro las destrozó sin que me diera cuenta y, cuando desperté, me entregué a la tarea de reconstruir los pedacitos de papel. Fue inútil, el rompecabezas era imposible de armar. 

Pegarle al perro hubiese sido una acción absurda e infame, además, quizá este animal cometió un acto sumamente sabio pues, ¿a él qué le pueden importar los discursos abigarrados de intelectuales cuyos nombres ni conoce y que yo apenas entiendo? Era su hora de salir a pasear y eso, en su canino universo, verdaderamente resultaba interesante.     
Por fortuna se salvaron algunas letras importantes: "La sociedad es un produc,, huma,,.  ,a socied,, es una realida,,  ,bjetiva. E, hombre es un pro,,cto social". Pag. 84. La Construcc,´, Soci,l de la Realida,. P,ter L. Berger y T,omas Luckmann,,,,,,,,,,,Amorrortu,,,,,,    

Intentaré entonces redactar de nuevo lo que ya había escrito. Trataré de recordar el texto, pero es probable que lo mejor haya quedado entre las fauces de mi cuadrúpedo amigo...    

"Cada cabeza es un mundo", así versa un refrán popular, sin embargo, nada más contamos con un planeta para todos esos millones y millones de mundos. Para coordinar tantos universos distintos se necesita mucho más que un idealismo ecuménico.     

Cuando un individuo nace, se encuentra con una sociedad construida por otros individuos. Si le toca nacer en E.U., posiblemente ya lo espera una carreola en forma de tanque de guerra en la lujosa residencia de sus padres; si nace en algún país de Africa, es muy incierto si tendrá cuna, si tendrá pañales, si su madre sobrevivirá al parto o si él mismo llegara a la edad adulta. Desde el primer momento, los seres humanos adquieren un bagaje cultural y una predisposición hacia cierto tipo de socialización.       

Al crecer, el individuo adquiere los elementos necesarios para interactuar con su medio ambiente específico, aprende normas particulares de conducta y las cumple para poder insertarse dentro de los parámetros de convivencia de sus semejantes. Si vive en el  Occidente del planeta, probablemente será católico o ateo;  si vive en el Oriente, quizá sea musulmán o budista.       
Ahora bien, no es necesario vivir en lugares geográficos tan alejados para vivir realidades distintas: en un mismo país, a unos kilómetros de distancia, pueden existir conglomerados humanos en extrema abundancia y otros en extrema pobreza. Y aún podríamos decir que, dentro de una misma demarcación (delegación, colonia o municipio), puede suceder lo anterior pues existen ciudades en donde a unas cuadras de distancia hay gente que muere de congestión intestinal por exceso de ingesta alimenticia mientras que otras personas mueren de inanición. Espiritualmente seguimos casi al mismo nivel de los hombres de las cavernas aunque traigamos un celular en cada mano y nos vistamos con la ropa más sofisticada..  
     

Es evidente que el mundo es sumamente complicado y que cada día que pasa se agudiza la situación, por eso es necesario que existan especialistas en "legalizar" la realidad. En tiempos remotos (antes de que existieran grandes imperios) las normas tenían significados más concretos porque la división del trabajo y la distribución del conocimiento estaban más ligadas a la vida cotidiana. Al crecer las urbes, los sectores sociales se fueron diversificando y la existencia de un superavit de producción dio lugar al surgimiento de una sub-especie de individuos que, en vez de vivir una vida común, se entregaban a la tarea de interpretarla.         

Mito, religión y ciencia fueron creados paulatinamente por estos seres para explicarles a sus congéneres el por qué debían trabajar más de la cuenta mientras que ellos se la pasaban contemplando las estrellas. Sin embargo, hay que reconocer que algunos de ellos no son simples parásitos, como el barbudo Karl Marx, pues además de mirar las estrellas, también se interesaba por sus explotados camaradas y se dio cuenta de la manera absurda en que se enajenan tanto las cosas como las personas... "demasiadas cosas útiles, convierten a los hombres en inútiles".      

La realidad es muy vulnerable y fugitiva. En un instante puede cambiar completamente la vida de cualquier individuo. "Siempre existe la presencia obsesionante de las metamorfosis, las que realmente se recuerdan y las que solo existen como siniestras posibilidades" – así nos lo dicen los señores Berger y Luckmann. Por eso es necesario crear sistemas explicativos que contengan suficiente simetría entre los elementos objetivos y los subjetivos y que, además, sirvan como herramientas que les permitan a las personas identificarse con su entorno.     

El mito, la religión y la ciencia, cada uno en su tiempo, fueron sistemas revolucionarios. Pero con el paso de los siglos, la realidad de la vida cotidiana los fue rebasando a todos porque la especie humana no avanza al unísono ni uniformemente. Siempre hay algo más detrás de los decorados superficiales de existencia. Un brujo, un sacerdote o un científico pueden analizar una piedra desde perspectivas e intereses muy distintos, pero esa piedra existió mucho antes que ellos y seguirá existiendo mucho después de que mueran. La finitud de la existencia humana debería ser un aliciente para la solidaridad, pero más que nada funciona como un acicate para apurar la implantación forzosa de algún tipo particular de realidad y quien no se adapte a las circunstancias es degradado, estigmatizado o aniquilado.         

El ser humano es capaz de crear universos simbólicos mediante los cuales se puede substraer al curso natural del tiempo y asimilar las experiencias de otros sin tener que llevarlas a cabo necesariamente; al adquirir el lenguaje, intercambia elementos significantes y de esa manera logra mantener cierto tipo de realidad. Mientras mayor sea la simetría entre su realidad objetiva y su realidad subjetiva, mejor será el grado de socialización que adquiera. De otra manera, entrará en un estado de crisis y, en vez de continuar con un proceso secundario de adaptación, buscará una re-definición radical en donde su presente no ratificará su pasado sino que se proyectará hacia su futuro de una forma ilusoriamente "nueva". Es decir, si no tiene bien cimentada una concepción del mundo que le otorgue una socialización primaria, no puede construir una realidad coherente y necesita redefinirse para encontrar algún tipo de sentido y mantenerse a flote; pero vive en un limbo estéril, se limita a sobrevivir sin trascender. 
    

Toda realidad se construye socialmente, un ser humano no existe en el vacío, pues incluso un personaje como Robinson Crusoe, aislado en una isla solitaria,  lleva en sus zapatos los vestigios de una civilización y es capaz de reconstruir sus herramientas y sus instituciones si encuentra a otros individuos con los cuáles pueda interactuar y transmitirles sus conocimientos. (Siempre y cuando no sean antropófagos y además estén de acuerdo en compartir su particular forma de existencia).
   

Toda realidad puede cambiarse, nunca es absoluta. La rutina y la repetición sirven para crear significados comunes y para construir instituciones que regulen las relaciones interpersonales, pero si resultan inútiles hay que reformarlas o cambiarlas.  Lo más lógico es llegar a acuerdos de mantenimiento o renovación; pero el ser humano es tan extraño que es capaz de construir sistemas ajenos a sus necesidades. La máxima tarea de los teorizadores de la realidad es no legítimar esa clase de sociedades deshumanizadas. Pueden hacerlo, ese debiera ser su interés, pero también pueden vender sus conciencias para que no les falten nunca almohadas suaves en donde depositar sus necias cabezas.  

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

El Blog

Calendario

<<   Diciembre 2008  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     
 
Proyecto Cultura Chobojos - Chobojos
 
 Proyecto Cultura Chobojos - Vida sin fin
 
Proyecto Cultura Chobojos – Fotografía 366
 
Proyecto Cultura Chobojos – El círculo azul
 
Proyecto Cultura Chobojos – La Jauría
 
Proyecto Cultura Chobojos – Toma Todo
 
Proyecto Cultura Chobojos - Chistes x Kilos
 
 

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog