El tanque vacío.

Por Leonel Puente Colin - 17 de Marzo, 2009, 18:14, Categoría: El Perro del Mal

Ese día el Perro del Mal traìa prisa y, en vez de dejar su vochito negro en un estacionamiento seguro, contra su voluntad y su costumbre, se lo dejó a uno de las miles de hienas "viene viene" que pululan por esta ciudad.

- Son $20 pesos por adelantado, mi jefe. 

Irritado, el Perro del Mal le contestó:

- Te doy cuando regrese.

- Mejor ahorita, luego se les olvida...

- ¿Se les olvida a quiénes? Además la calle no es tuya y está prohibido apartar lugares. Cuando regrese te doy para tu refresco, pero ahorita ya me voy porque se me está haciendo tarde.

La hiena "viene viene" se le quedó viendo con rencor, pero no dijo nada más. El Perro del Mal, muy enojado, se apresuró para llegar a la cita con su novia en un restaurante italiano, famoso por sus exquisitas pastas, especialmente el fetucchini al pesto, incomparable al de otros lugares.

La cena estuvo de maravilla y, después del restaurante italiano, planearon ir a ver la nueva película de "Supercan". Salieron muy contentos y se encaminaron rumbo al coche. Era otra la hiena "viene viene" la que "cuidaba" el auto, por eso, el Perro solamente le dio un par de monedas de baja denominación y comenzó a maniobrar.

A medio camino, el vochito negro se detuvo, ya no pudo avanzar más. Confuso e irritado, el Perro se bajó para revisar el motor (y no es que supiera mucho de mecánica, pero algo tenía que hacer en vez de quedarse ahí quieto como un tonto), pero halló falla alguna por más que removió cables  y revisó todos los componentes.

Después de algunos minutos, subió de nuevo y, de pronto, se dio cuenta de lo que pasaba: el indicador de gasolina estaba en ceros, le habían "ordeñado" todo el tanque (lo cual es especialidad de los mandriles de los estacionamientos públicos del Centro de la Ciudad, no tanto de las hienas "viene viene"). Si hubiera estado solo, habría aullado del coraje, pero como iba con su novia se tuvo que contener. Llamó por teléfono a una grúa para que los auxiliara pero se tardó mucho en llegar y ya no alcanzaron la última función de cine.

Caballeroso, como siempre, el Perro del Mal llevó a su novia hasta su casa y luego regresó a la propia. Ya en su cuarto, a solas, rabió y aulló hasta quedarse dormido. ¡Pero eso no se iba a quedar así!: tarde o temprano iba a encontrar a aquella hiena "viene viene" que le había vaciado el tanque y la iba a hacer pedazos entre sus fauces. Su venganza iba a ser ejemplar, de él no se burlaba nadie impunemente.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

El Blog

Calendario

<<   Marzo 2009  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      
 
Proyecto Cultura Chobojos - Chobojos
 
 Proyecto Cultura Chobojos - Vida sin fin
 
Proyecto Cultura Chobojos – Fotografía 366
 
Proyecto Cultura Chobojos – El círculo azul
 
Proyecto Cultura Chobojos – La Jauría
 
Proyecto Cultura Chobojos – Toma Todo
 
Proyecto Cultura Chobojos - Chistes x Kilos
 
 

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog