29 de Marzo, 2009

Amor artesanal

Por Leonel Puente Colin - 29 de Marzo, 2009, 16:52, Categoría: Lecturas Creativas

EL ARTE DE AMAR.
ERICH FROMM

El arte de amar de Erich Fromm comienza con varias preguntas: ¿Es el amor un arte? ¿Es el amor un don que se recibe o es algo que se consigue mediante un esfuerzo constante? ¿Se puede aprender a amar? ¿Vale la pena amar?

La tesis que sostiene Fromm esta orientada a las opciones propositivas, es decir, que el amor es fruto de un conocimiento y un esfuerzo constante pues, para que cada individuo logre experimentar el amor, debe entenderse a sí mismo y buscar la manera de comprender a sus semejantes. No es cuestión de suerte, implica una orientación general del carácter y de cierta disciplina para cambiar los pensamientos y la conducta. El amor es un proceso de aprendizaje, es todo un arte.

Este libro no es un mero recetario de ingredientes o pasos para conseguir pareja o para aumentar la propia popularidad en el mercado de las personalidades dentro de una sociedad determinada. Quien accede a está obra con un enfoque orientado a buscar la simple enumeración de claves para obtener la máxima cantidad de placer, se lleva un chasco parecido a quien lee el "Diario de un Seductor", de Soren Kierkegaard, con tales fines. Los títulos de ambas obras pueden ser fácilmente tomados a la ligera, pero ambos libros contienen una buena dosis de filosofía acerca de uno de los sentimientos que más interesan e intrigan a la humanidad desde tiempos inmemoriales.

Fromm plantea dos aspectos esenciales para aprender cualquier arte, incluyendo, por supuesto, el arte de amar: los recursos teóricos y los prácticos. Ambos se complementan y retroalimentan tanto cuantitativa como cualitativamente. Si se disocian unos de otros el asunto no funciona.

Más adelante, analiza las diferentes clases de amor pues, generalmente, la mayoría de las personas limita ese concepto y lo circunscribe a la relación sentimental con una pareja. Sin embargo, la capacidad de amar es extensiva a múltiples formas y facetas de la vida.

Tipos de amor que vienen en el texto: amor a sí mismo, sexual, filial, religioso, planetario, cósmico, amor a la abuelita...etcétera; incluidos los cuates y la humanidad en general (no incluye amor al dinero, ni amor a la comodidad, que son los más comunes en el planeta Tierra).

El amor es un afecto activo y productivo, no puede concebirse como un acto meramente contemplativo; incluso hasta los místicos tienen que efectuar algún acto que los acerque a su objetivo. Para poner en práctica el arte de amar es necesario atravesar por todo un proceso. "Nunca los dioses le dieron todo ni a un mismo tiempo a mortal alguno", diría Homero en la Iliada. Así las cosas, esperar a que "llegue el amor" o la "iluminación", es un camino equivocado; es mucho más probable acceder a esas experiencias mediante la voluntad y la actividad creativa.

El amor no es un estado perpetuo de bienestar, es un camino lleno de cambios y altibajos. Además, en las sociedades occidentales, está sumamente prejuiciado por consideraciones utilitarias de costo-beneficio, porque, cada acción, ya viene contaminada por el interés. ¿Cuánto obtengo por esto o aquello que estoy dando? ¿Me conviene o sólo estoy perdiendo mi tiempo?

Más que esperar, más que el deseo de recibir, el arte de amar evoluciona con lo que aporta, se nutre de lo que da. Y todo esto, aunque parezcan lugares comunes y posturas ingenuas, en realidad son valores universales, son concepciones morales orientadas a mejorar la convivencia humana, pero rara vez se ponen en práctica. 

Fromm sostiene que el amor es la solución a la crisis de la condición humana. Sin embargo, amar implica una buena dosis de sensibilidad, es decir, conllevan un gran riesgo.

En un mundo utilitario y personalista, ser sensible se compara con ser vulnerable y débil; pocos estarían dispuestos a correr el riesgo de levantar sus barreras para acceder a una existencia más solidaria, pero esa es la condición primera para lograrlo.

Amar es arriesgarse, pero también significa tener fe en la vida. Una fe racional es la que propone este autor, no aquella que predica la sumisión y la renuncia, sino una que se base en el conocimiento de los límites y los potenciales del propio individuo y de los otros seres con los que se relaciona.

La desesperanza y la angustia también opacan la capacidad de las personas para conocerse y amarse, pero es necesario vencer estos obstáculos para acceder a un nivel espiritual superior. El amor no es perfecto, pero cuando alcanza un nivel adulto, no reprime en exceso como lo hace el amor neurótico. Tampoco solapa negligentemente porque esa es otra forma de causar daño, dependencia y aislamiento.

En este libro, Fromm nos invita a evolucionar mediante el conocimiento y la capacidad de amar. Tareas nada fáciles, pero que vale la pena poner en práctica porque, el ser humano, no estando supeditado al instinto, como los animales, es capaz de reorientarse y reconstruirse a sí mismo. ¿Por qué no correr el riesgo? Ya lo decía Platón: el riesgo es precioso.


P.D. Bonito libro para masturbarse mentalmente durante algunas horas. Especialmente curioso es ese concepto de "fe racional" que plantea Fromm. La fe no es racional. La fe y la razón son enemigos mortales desde hace siglos. Pero bueno: hay días en los que uno amanece de buen humor y 2+2 no son 4. Este es un texto ligero de leer y es una buena opción para regalar, en Navidad o el 14 de febrero, en vez de una simple tarjeta con santos martirizados u ositos cachondos de colores brillantes. 

<!--[if !vml]--><!--[endif]-->

Permalink ~ Comentarios (11) ~ Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

El Blog

Calendario

<<   Marzo 2009  >>
LMMiJVSD
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31      
 
Proyecto Cultura Chobojos - Chobojos
 
 Proyecto Cultura Chobojos - Vida sin fin
 
Proyecto Cultura Chobojos – Fotografía 366
 
Proyecto Cultura Chobojos – El círculo azul
 
Proyecto Cultura Chobojos – La Jauría
 
Proyecto Cultura Chobojos – Toma Todo
 
Proyecto Cultura Chobojos - Chistes x Kilos
 
 

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog