Mayo del 2009

Sueños y realidades.

Por Gretel Nahieli Canseco Hernández. - 31 de Mayo, 2009, 13:07, Categoría: Choritos

Hay sueños que nos mantendrían dormidos hasta la eternidad y hay realidades que hacen que valga la pena el despertar.

Permalink ~ Comentarios (1) ~ Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

QUIMERA

Por M. Argeo Martínez Embarcadero - 31 de Mayo, 2009, 13:02, Categoría: DÉCIMA LEGIÖN

Te vi pasar tan cerca

y te sentí tan lejos;

estabas dentro de mis ojos

estando fuera de ellos.

Mi silencio te abrazó

con sus palabras sensuales,

mis pensamientos te besaron

mil y mil veces fugaces;

y yo sin movimiento

me fui del brazo contigo

pero, al caminar,

te fuiste desvaneciendo.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

ELREINO DEL HUBIERA

Por Leócrates - 31 de Mayo, 2009, 12:52, Categoría: Choritos

El hubiera no existe. Yo soy el Rey del Hubiera. Luego entonces: yo no existo.

Permalink ~ Comentarios (1) ~ Comentar | Referencias (0)

La encrucijada.

Por Leonel Puente Colin - 29 de Mayo, 2009, 15:19, Categoría: La Zona Azul

Días atrás, un recado en la contestadora telefónica me provocó una sacudida general.

Una voz sensual que no escuchaba hacía siglos me despertó de más de un mes de letargo profundo y de años de olvido de mí mismo. El mensaje del recado era corto, concreto y positivo; casi científico. Pero también hermoso.

Dudé en llamar. A la dueña de la voz sensual siempre la tuve en un pedestal y muchas veces es mejor no remover el pasado. Los ídolos pueden hacerse añicos y uno se queda más sólo que nunca.

No diré que llamé y colgué; yo no acostumbro hacer eso. Tampoco diré que fui a mirarme al espejo para contarme las canas y perder la cuenta en la cuarta docena. Mejor diré que activé la grabadora para escuchar de nuevo el recado, cerrando los ojos para recordar mejor aquel rostro y aquellos labios.

Prohibiéndole al corazón latir más de la cuenta, por fin marqué los números necesarios. ¿Total qué? ¿Acaso no dijo, por lo menos un poeta, que se pueden provocar los milagros?

La dueña de la voz sensual se escuchaba triste en el fondo. ¿La fortaleza inexpugnable, aquel corazón salvaje e imbatible estaba sufriendo por algo que sobrepasaba sus fuerzas?

Quedamos en vernos. Y nos vimos. Guapa como siempre. No sé si más antes o ahora.

Por dentro me devoraba una ansia loca y, no obstante, debajo del pedestal, transfigurada ante mis ojos en carne y hueso, temblé al darme cuenta de que la diosa se materializaba y entraba en la esfera de lo posible. Son muy distintas las leyes de lo posible y de lo imposible.

¡Pobre del poeta que invoca a su Musa y no la reconoce cuando se le aparece en forma humana!

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

Teoría de la continuidad (primera parte)

Por Gretel Nahieli Canseco Hernández - 24 de Mayo, 2009, 18:22, Categoría: Paquete Cuento


-La posesión para ti es solo una ilusión, me dijiste ese día sentada frente a tu taza de café.
Es una afirmación completamente injusta pero cierta...
-Por eso para ti es más fácil renunciar a la posibilidad de algo que, de cualquier forma, nunca tendrás...
Te pedí que te explicaras aunque para mí era obvio que tenías la razón...
Me miraste a los ojos y lentamente organizaste tus argumentos, siempre bastó que nuestras miradas se cruzaran para saber que tenías la partida ganada. 
Confiabas en mí, era una confianza plena porque yo siempre te veía como un ser de luz. Aun cuando nos sentábamos rodeados de la oscuridad de las noches sin luna, veía chispitas azules danzando a tu alrededor. 
Cuando apoyabas tu mano en la parte interna de mi brazo para caminar juntos la electricidad nos recorría, de un cuerpo al otro y de regreso, siempre pensé que la tuya era la parte activa, la emisora y yo solo me limitaba a recibirte, a sentir tu piel tibia sobre la mía, a aceptar tu sonrisa abierta como una parte integral de tu pasión por la vida... 
Nunca me percibí como la causa y ahora que miro ese vacío en tus ojos, instalado permanentemente junto al triunfo de tus argumentos me pregunto por qué las cosas no fueron diferentes...
Bajas la mirada, señal de que algo te duele muy dentro, respiras profundo y me explicas...
Cuando estamos juntos, nunca lo estamos completamente, siempre hay algo que nos estorba... 
Eso es algo que ya me habías dicho antes, la famosa teoría de la continuidad. Me impresionó desde la primera vez que me la explicaste...
La religión siempre fue determinante en mi vida, para mí era importante saber que existía un ser supremo, una voluntad superior a la que todos nos sometíamos.
Cuando asistía a misa cada mañana en el seminario y veía a Jesús crucificado pensaba en él, en el Dios omnipotente capaz de sacrificar un hijo por la salvación de otros...
Siempre pensé que las mujeres eran entes secundarios en el plan de Dios, apenas una costilla algo desarrollada sin mucho que aportar.Claro que eran útiles, limpiaban, cocinaban, obedecían, Dios las diseñó como recipientes de la voluntad del hombre, hasta biológicamente era así, las mujeres reciben la semilla, no la dan... 
Un día de tantos llegaste con una fotocopia de un libro y la estampaste en mi cara junto con un par de besos y una mirada triunfante.
George Bataille firmaba el escrito que convulsionó mi mundo...Habíamos estado juntos (yo pensaba que juntos) una sola vez, hacía poco más de una semana, era la primera vez para los dos, pero era diferente para ambos...
Tu plan de vida incluía la posibilidad de compartir, tu existencia, tu espacio, tu cuerpo con alguien, el mío no.
Yo serviría a Dios como sacerdote, tú como mujer y esposa, madre, destinos muy diferentes que de alguna manera se cruzaron...
Es cierto que tú eres hombre y yo mujer, me dijiste como  si acabaras de descubrirlo...
Por eso tu vida es más fácil, el hombre llega a la vida de una mujer, a su espacio, a su cuerpo y en algún momento se va.
Cuando una célula tuya y una mía se unen originan un nuevo ser que no es ni tú ni yo, pero que en algún momento, fue tú y yo en continuidad y esa continuidad estaba dentro de mí, yo fui parte y continente de esa continuidad y tú, injustamente, quedaste fuera. 
Injustamente si piensas que Dios te hizo a su imagen y semejanza y en algún momento de la creación se le ocurrió dejarte fuera del milagro de la continuidad y a mí, que soy solo un poco más que una costilla algo desarrollada, me dio el papel principal de la obra.
Tu ser y el mío dando origen a otro dentro de mí y, en ningún momento, dentro de ti ¿no te parece una mala jugada de tu Dios?. 

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

Teoría de la continuidad (segunda parte)

Por Gretel Nahieli Canseco Hernández - 23 de Mayo, 2009, 18:30, Categoría: Paquete Cuento

En ese momento los papeles cambiaron y fue cuando me di cuenta de que era ella la que tenía esa luz dentro  y no yo y en ese momento el entendimiento llegó a mí ¡Dios es mujer! Dije. Convencido de que una vida de concebir a un Dios poderoso no bastaba para explicar los milagros y la compasión y la gracia. Ella había llegado y en unos minutos había hecho trizas mis creencias y se había ubicado en medio de mi existencia como si siempre hubiese estado ahí, como si su propósito de existir no fuera otro que estar hablando...  ¡El divino verbo! Exclamé en voz alta casi sin darme cuenta, convencido de que LA palabra, LAS palabras, SUS palabras, llegaban a mí a través de ella con un propósito específico.Shh!! Exclamó, entre imperativa y asustada, el conocimiento siempre ha sido castigado, hasta Adán y Eva fueron expulsados del paraíso por comer del árbol de la sabiduría, alcancé a escuchar mientras una nueva idea tomaba forma dentro de mí. Estaba tan pasmado por el descubrimiento que no me di cuenta de lo que trataba de decirme.¡Un bebé! La idea se abrió paso desde mi cerebro hasta mi boca. ¿Estás...? ¿Estamos...? ¿Un bebé...?!!! Asentiste con la mirada mientras suplicabas silencio y el miedo no te dejó decir nada más.Yo iba de una sorpresa a otra, tú nunca tuviste buena relación con otras mujeres y tu conclusión acerca del sexo femenino de Dios me tenía azorado. Tu madre te había abandonado de pequeña y eso te marcó para siempre. Desconfiabas de todas las mujeres y, no sé si por relejo o porque tu teoría era cierta, siempre te hacían daño.Desde que nuestros sentimientos se habían hecho evidentes tú habías evitado entrar a la iglesia conmigo. La iglesia es mujer, me decías, las mujeres son celosas. Si la dejas por mí, ella no te perdonará. Si me dejas por ella yo no podré volver a entrar en una sin sentir que ella tiene algo mío... Ahora ya no había opción. Dios, hombre o mujer, había permitido nuestra continuidad. Dentro de ti crecía un nuevo ser que en algún momento había sido tú y yo.Yo no podía consagrar mi vida a la iglesia ahora serviría a Dios como hombre y compartiría mi vida con la suya.Ella me veía a los ojos y su miedo se convertía poco a poco en terror, leía mis pensamientos como si fueran los suyos. De pronto bajó la mirada, yo no quería que esa continuidad de pensamientos terminara pero no alcanzaba a comprender su miedo. Se llevó las manos al vientre y ahogó un quejido...Aborto espontáneo fue el nombre clínico que usó el médico, su útero no pudo retener al bebé fue la razón que dio.Pero yo sé la verdad ahora. Dios es mujer. 

Permalink ~ Comentarios (3) ~ Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

Dear, my first step

Por Roberto Trejo - 19 de Mayo, 2009, 21:12, Categoría: Poesía Experimental

Dear, my first step…

Hoy, bajo este helado manto de lluvia que moja los huesudos hilachos de mis alas, he decidido dar mi primer paso:
a liberarte,
a no sujetarte más,
a dejar que vagabundees por las experiencias de la vida.

Hoy, Bonita; he decidido que todos aquellos trebejos que no me sirven más, se los lleve el ropavejero; que esta soledad que no se cansa de coquetearme y darme corrosivos abrazos, se vaya tras de ti y se pierda entre las llanuras de cualquier otro solitario.

Hoy, Bonita; que ya no me pertenezca tu recuerdo, que ya no me engañe más la imagen de mi amor, amor edificado, creado en un instante, para creer que estaba(mos) completo(s). Que todas aquellas palabras cargadas de ilusión y fantasía sean devoradas por las fáuces del tiempo.
Hoy, he decidido dar mi primer paso...

Hoy, Bonita; dejo que tu barca sea arrastrada por el viento a cualquier otro continente virgen (o debo decir ¿ingenuo?), y dejo también, que éstas tumultuosas aguas de mi proceso, lleven mi navío a un puerto nuevo, en el cual pueda anclar a este desgarrado corazón.

Hoy, Bonita, he decidido dar mi primer paso...


***rObErtO TrEjO***

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

ALMACENAJE

Por Juan Manuel Morales Lòpez - 7 de Mayo, 2009, 19:51, Categoría: DÉCIMA LEGIÖN

En estos dìas de contingencia,

regresa sobre sus propias huellas

la memoria. Abre la puerta, mira

y desciende tres peldaños. Esta

retrospectiva es sòlo un intento

de recuperar lo irredimible,

lo absurdo de volver a vivir

lo que se ha marchado para siempre.

------------------------------------

Es un reflejo el tiempo presente

del tiempo pasado. Son distintos

sòlo los espejos amorosos,

no asì este verdadero amor

que en su sucesiòn se perpetùa.

.....................................................................

Facultad de Filosofìa y Letras.

UNAM. Campus C.U.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

Artículos anteriores en Mayo del 2009

El Blog

Calendario

<<   Mayo 2009  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
 
Proyecto Cultura Chobojos - Chobojos
 
 Proyecto Cultura Chobojos - Vida sin fin
 
Proyecto Cultura Chobojos – Fotografía 366
 
Proyecto Cultura Chobojos – El círculo azul
 
Proyecto Cultura Chobojos – La Jauría
 
Proyecto Cultura Chobojos – Toma Todo
 
Proyecto Cultura Chobojos - Chistes x Kilos
 
 

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog