Junio del 2009

A Martha Freud.

Por Sigmund Freud - 30 de Junio, 2009, 11:54, Categoría: General

1894.

108. A Martha Freud.

Viena, IX, Berggasse; 19.

Jueves, 7-6-1894.

Amada mía:

Ayer, por la tarde, hizo un calor casi insoportable. Por la mañana, me he despertado a la seis y he visto que ya entraba luz en la habitación; he pensado para mí que este raro acontecimiento de despertarse temprano debería aprovecharse para algo útil; he llamado a la puerta de Marie, pidiéndole me que preparara el baño, y después me he acostado de nuevo. Media hora más tarde volví a despertarme; hallé la habitación tan oscura, que ni siquiera pude ver la hora, deseché la idea de que quizá me hubiera quedado ciego, me acerque a la ventana y vi un retazo de ennegrecido firmamento. Minutos después se oía el resonar del trueno. A poco, la calle estaba completamente blanca; los caballos se desbocaban, y grandes granizos, de fantástico tamaño, comenzaron a arremeter contra las ventanas. Fui corriendo a la parte posterior de la casa y encontré la ventana del despacho ya rota en tres lugares, con mi mesa de escribir cubierta de agua y, como es lógico, las contraventanas abiertas de par en par. La terraza tenía un aspecto que casi pudiéramos denominar grandioso. Las puertas se habían abierto también, impulsadas por el vendaval, y había entrado el granizo, llegando hasta el aparador. La tormenta duró media hora. Los estragos que ha producido en la ciudad son espantosos. En una de las fachadas de casi todas las calles (la de enfrente, en Berggasse) la mayoría de los cristales está rota, especialmente en los pisos superiores. Hay casas enteras en las que no ha quedado un solo cristal sano, como si los niños se hubieran dedicado a apedrearlos. En las esquinas y en los lugares donde las ventanas no habían sido protegidas con molduras, el espectáculo resulta formidable. Una mujer que vino a la consulta esta mañana tenía razón al afirmar que las ventanas parecían arcos circenses después de haber saltado los perros a través de ellos. En otras calles se ven menos destrozos. Los que más han salido perdiendo son los árboles. En nuestro jardín hay más hojas sobre el suelo que sobre las ramas, y el pobre árbol ha quedado desnudo y zurrado. Parece que le han flagelado con látigos y que los gusanos han devorado luego lo que quedaba. Todo lo que se pareciera a un jardín debe estar ahora en un estado lamentable. Me han dicho que el arreglo de las ventanas  --en nuestro caso, sólo una—corre de cuenta del casero. Estoy deseando saber si también hubo tormenta donde tu estás, pues hubiera sido horroroso. Espero que no y que se haya limitado a descargar sobre esta ciudad.

No tengo más noticias que darte. Ayer te escribí, por la tarde, y hoy espero hacerlo otra vez. Hablando de negocios, hoy hubiera sido más provechoso ser cristalero que médico.

Afectuosos saludos. Tuyo,

Sigmund.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

Oro por canicas (El batiscafo de tu abismo).

Por Leócrates - 29 de Junio, 2009, 12:00, Categoría: La Zona Azul

Empieza a escasear el trabajo y los ahorros son mínimos. ¿Qué tal te estará yendo a ti? Espero que bien. ¿El taller para "niños problema" ya comenzó o no le importó a nadie? Mañana iré a cambiar las Obras Completas de Freud por canicas (¡y todavía me regatearon para darme menos!: o de veras no saben de qué y de quién se trata, o no estoy negociando con traicioneros coyotes, sino con tiranosaurios depredadores)... ¿Ya qué importa? Di mi palabra y eso sella todo: un pequeño tesoro a cambio de un puñadito de monedas. Seguramente te habrías indignado si supieras de esta injusta transacción.

Freud... ¡Ojalá no tuvieses razón al decir que la infancia es destino! Ojalá fuese al contrario o, por lo menos, que las experiencias de la niñez no tuvieran tanto peso, que no gravitaran en mayor medida que las demás etapas de la vida; que sólo fueran eso: experiencias infantiles, que luego se agregasen a las de la adolescencia y a las edades posteriores y sucesivas; así, llanamente, en sumatoria y complementariedad abstracta.

Freud... Mañana te vas, ¡cómo te voy a extrañar! Y, no obstante, con todo el respeto que te mereces, para ese proyecto, para ese sueño que no se me quita de la cabeza de iniciar un Centro de Desarrollo Humano a través de las Artes, Wilhelm Reich puede ser que me ayude más con sus análisis de carácter.

Mis monstruos más profundos son muy peligrosos y, probablemente, debo empezar por quitarme la armadura que me fabriqué, pues además de que se oxidaría al contacto con la sangre, pesaría mucho y, en vez de protegerme, me estorbaría. La coraza sirvió muy bien contra los dragones voladores, pero, llegado el momento, y a riesgo de perecer definitivamente, tendré que pelear a puño limpio contra esos infames monstruos marinos que habitan dentro de mi retorcido corazón.

Regreso por aquellas calles que caminamos buscando "un lugar tranquilo". Tan tranquila estaba ese jueves la Hostería del Bohemio que no había un solo comensal y ningún trovador cantaba sobre el escenario. Ya nos íbamos cuando salió un anciano para invitarnos a pasar. Nos animamos a entrar y minutos después comenzó a tocar un muchacho. Durante una hora estuvimos nomás nosotros, el trovador y aquel anciano, también cantador, que esa noche fungía como mesero. Pediste una cerveza oscura, de las Victrix; yo un brandy Torre X (antes, esa cerveza era mi favorita, pero tomé tanta que ahora es la bebida alcohólica que más daño me causa; dijera Cioran: una obsesión vivida hasta la saciedad se anula en sus propios excesos).

- ¿Cuál quieren?-, nos preguntó aquel primer trovador para concluir su intervención. Se me vino de inmediato una: Volver a los 17, de Violeta Parra, pero te dejé a ti la elección. Escogiste Quien Fuera, de Silvio Rodríguez (no sé por qué, pero yo creía que se titulaba "Corazón en Fuga"). Una frase de esta canción siempre me resultó ininteligible y oscura (valga la redundancia): "... quien fuera el batiscafo de tu abismo...". Alguna vez, incluso, busqué el significado de "batiscafo", sin embargo, en esos momentos no recordaba en absoluto que quería decir...

Según mi viejo Pequeño Larousse Ilustrado, que además de "tumbaburros", también sirve de almohada para echar una siesta. Batiscafo m. -del gr. bathus, hondo, y skaphé, barco. Aparato para exploraciones a gran profundidad, inventado por Piccard.

En la extremadamente mercenaria, posmodernista y oportunista Wikipedia, aclaran que es un pequeño vehículo de inmersión profunda, DSV: Deep Sumergence Vehicle, por su acrónimo en inglés, especialmente diseñado para llegar a grandes profundidades bajo el océano, soportando la enorme presión del agua.

Así pues, entre batiscafos caracterológicos, cerveza y brandy, las notas melodiosas tocadas por aquel solitario guitarrista impregnaron de "buena vibra" el ambiente. Un rato después llegaron un par de parejas y dos músicos nuevos que, junto al que ya estaba, comenzaron con la tanda de las viejas canciones latinoamericanas, entre ellas, la hermosa aunque melancólica Zamba de mi Esperanza (que tocaron bien, aunque jamás como la interpretaba mi Master cuando traía "buena vena").

De esto han pasado siglos aunque apenas en los calendarios hayan transcurrido algunas semanas. Los días felices de mi vida los cuento con mis manos y me sobran dedos. Pronto, muy pronto "volviste al torbellino del mundo". De nada sirvió implorar como Fausto: ¡Oh instante, detente: eres tan bello! El instante, insensible y ajeno, obedeció a su inexorable curso, no a palabras humanas, que le resultan tan insulsas.

En fin. ¡Qué lástima de veras! ¡Pudo ser tan diferente! Me echo yo toda la culpa, total que: una raya más al tigre (aunque esta vez ha sido una rayototota). Absolutamente inútil confesar cuanto te extraño. ¿Y sabes qué es lo peor?: que todos los médicos se equivocaron. Quien realizó el diagnóstico más certero fue aquella vieja gitana, que sin necesidad de leer sus cartas, nomás de verme me dijo: "Usted está sano, lo que necesita es cerrar sus libritos y arrancarse unas cuantas canitas de un sólo jalón". También tú estabas en lo correcto al decirme que no me preocupara tanto, que más bien me ocupara con pasión en algo, que así como las estaciones cambian, hay que aprender a vivir cuando hace mucho frío y también cuando hace calor. Ahora tengo que limpiar mi cuerpo de tanta medicina y nunca se me borrarán las cicatrices de la operación. Tengo que curarme de tanta curación, cuando lo único que necesitaba era encontrar la manera, la mejor forma de hacerte sonreír. No necesitaba milagros paranormales ni extrasensoriales, sino lograr que no se alejara de mí tu linda voz.

27 de Junio del 2009

Empieza a anochecer.

Permalink ~ Comentarios (6) ~ Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

Millones de Mujeres.

Por J. Leonel Puente Colin - 28 de Junio, 2009, 13:33, Categoría: Poesía Experimental

 

 

Sí, es verdad: hay millones de mujeres.

Sí, es verdad: el Tiempo todo lo cura.

Pero hay una sola Venus de Citeres,

capaz de arrebatar las almas a la Locura.

 

Que puedo vivir mil años es verdad:

mis manos dicen que mi destino es largo.

Pero sólo esos oscuros ojos, al parpadear,

fueron capaces de despertarme de mi letargo.

 

Sé perfectamente que nadie es de nadie,

que desolado estoy por necio y arrebatado.

Pero, por piedad, dígame alguien,

¿para qué regresan de la tumba a un desterrado?

 

Me están curando cien doctores,

de sus heridas mi cuerpo se está aliviando.

Pero, ¿a qué retornan salud y humores,

si la que quiero se va alejando?

 

Sí, es verdad: hay millones de mujeres,

y miles de millones de estrellas,

pero, en esta noche lluviosa, entre infinidad de seres,

sólo echo de menos a la danzarina aquella.

 

Sí, es verdad: hay millones de mujeres.

Y quizá trillones de estrellas.

Pero sin la Reina Negra

las Parcas me acechan.

 

Leonel Puente

26/Junio/2009

Medianoche.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

LA REINA NEGRA

Por LEÓCRATES - 25 de Junio, 2009, 10:10, Categoría: DÉCIMA LEGIÖN

YO PELEÉ EN MIL BATALLAS

Y EN TODAS FUI DERROTADO

POR TRUHANES Y CANALLAS

PUES SIEMPRE FUI SÓLO UN SOLDADO.

Juan Cervera Sanchís.

LLEVABA CERCA DE UN MES SUMIDO EN MI CAVERNA OSCURA SIN GANAS DE SALIR A LA SUPERFICIE PORQUE NO ENCONTRABA NADA QUE VALIERA LA PENA ANTE MIS OJOS. NO HALLABA MOTIVO ALGUNO PARA EMPRENDER UNA NUEVA BATALLA. ME DABA LO MISMO INICIAR LA MARCHA EN CUALQUIER DIRECCIÓN Y BAJO CUALQUIER CALENDARIO; LAS REGLAS DE CUALQUIER RELIGIÓN ME DABAN IGUAL.

DE HECHO, UNA NAVAJA ESPERABA DEBAJO DE UNA PIEDRA Y, AL MÁS PURO ESTILO DE LOS LOBOS ESTEPARIOS, YA ESTABA HARTO DE LA EXISTENCIA ABSURDA. SÓLO FALTABA SACARLE UN BUEN FILO A LA HOJA...

SOMBRAS Y POLVO POR DOQUIER: NOTICIAS NEGRAS DEL NORTE, NOTICIAS ROJAS DESDE EL SUR, DEL ESTE SOPLABA UN VIENTO TRAICIONERO Y, DEL OESTE, UNA SEQUÍA TERRIBLE ASOLABA SIN PIEDAD. EN EL CENTRO, UN SILENCIO DENSO Y OPACO.

SOMBRAS Y POLVO POR DOQUIER: NOTICIAS NEGRAS DEL NORTE, NOTICIAS ROJAS DESDE EL SUR, DEL ESTE SOPLABA UN VIENTO TRAICIONERO Y, DEL OESTE, UNA SEQUÍA TERRIBLE ASOLABA SIN PIEDAD. EN EL CENTRO, UN SILENCIO DENSO Y OPACO.

DE PRONTO, YA CON LA DESEPERANZA METIDA HASTA EL TUÉTANO, A PUNTO DE SOLTAR DEFINITIVAMENTE LAS RIENDAS DE LA VOLUNTAD Y EL DESEO, UNA LLAMADA DE ULTRATUMBA SACUDIÓ TODO MI SER.

LA REINA NEGRA, PERDIDA Y DESAPARECIDA DESDE HACÍA SIGLOS, HABÍA RESUCITADO. REGRESARON MUCHOS RECUERDOS Y MI CUERPO ATARÁXICO COMENZÓ A ROMPER, POCO A POCO, LAS CADENAS DE LA INERCIA. LAS GANAS DE VIVIR, DE LUCHAR POR UNA CAUSA, RESURGIERON CON VIOLENCIA.  

LA REINA NEGRA, PERDIDA Y DESAPARECIDA DESDE HACÍA SIGLOS, HABÍA RESUCITADO. REGRESARON MUCHOS RECUERDOS Y MI CUERPO ATARÁXICO COMENZÓ A ROMPER, POCO A POCO, LAS CADENAS DE LA INERCIA. LAS GANAS DE VIVIR, DE LUCHAR POR UNA CAUSA, RESURGIERON CON VIOLENCIA.  

HERIDO EN LO MÁS SENSIBLE, FASTIDIADO POR HABER BUSCADO SIN ENCONTRAR UNA POSIBLE SALIDA DEL LABERINTO; EN UN GIRO DEL DESTINO ME UBIQUÉ POR ENÉSIMA VEZ EN EL FRAGOR DE OTRA PELEA. UN GUERRERO NACIÓ PARA ESO: PARA PELEAR, NO TANTO NI NECESARIAMENTE PARA FILOSOFAR.

HERIDO EN LO MÁS SENSIBLE, FASTIDIADO POR HABER BUSCADO SIN ENCONTRAR UNA POSIBLE SALIDA DEL LABERINTO; EN UN GIRO DEL DESTINO ME UBIQUÉ POR ENÉSIMA VEZ EN EL FRAGOR DE OTRA PELEA. UN GUERRERO NACIÓ PARA ESO: PARA PELEAR, NO TANTO NI NECESARIAMENTE PARA FILOSOFAR.

LA REINA NEGRA ME HALLÓ EN UN ESTADO LAMENTABLE, MERMADO AL EXTREMO, Y, SIN EMBARGO, PUSO SU MANO SOBRE MI FRENTE Y ME SEÑALÓ EL CAMINO DE SALIDA. ME ACOMPAÑÓ POR UNOS MOMENTOS, UNOS CUANTOS PASOS CAMINÓ CONMIGO Y LUEGO, AL RITMO DE UNA ANCESTRAL DANZA, SE DISOLVIÓ EN LA ARENA DEL DESIERTO. ESTA VEZ QUIZÁ SÍ PARA SIEMPRE...

DE NADA HUBIESE SERVIDO ROGARLE QUE SE QUEDARÁ. EL NIÑO NECESITA UNA MADRE, EL GUERRERO UNA COMPAÑERA. SI EL GUERRERO REGRESA A SU INFANCIA, NI COMPAÑERA NI MADRE ENCUENTRA JAMÁS YA.

SOLITARIO Y DÉBIL AÚN, COMENCÉ A VAGAR POR EL DESIERTO INMENSO, PERO COMPRENDÍ QUE ASÍ DEBÍA SER, QUE ASÍ ESTABA BIEN QUE FUERA: MEJOR VAGAR POR LAS LLANURAS DESOLADAS QUE PERMANECER ENCERRADO EN UN INSOLUBLE, AUTÁRQUICO E INÚTIL LABERINTO.

LA PODEROSA REINA NEGRA POSIBLEMENTE LLEGÓ NADA MÁS PARA DARME UNA SEÑAL DE VIDA, A ROMPER EL NUDO GORDIANO, Y SU CAPRICHOSA DANZA DE DESPEDIDA, QUE HA QUEDADO GRABADA A FUEGO EN MI MENTE, NO ME ABANDONARÁ HASTA LLEGAR A LA PRÓXIMA ESTACIÓN, AL PRÓXIMO ESCAQUE DE ESTA AVENTURA LLAMADA VIDA.

ALEA IACTA EST...  

ALEA IACTA EST...  

LA SUERTE ESTÁ ECHADA SOBRE EL TABLERO: DEBO REVITALIZAR LAS VENAS DE MI ESPÍRITU PARA IR A FORMAR FILAS CON ENTUSIASMO EN LA BATALLA DECISIVA... ESTA VEZ DE MENOS COMO COMANDANTE DE UNA CENTURIA, QUIZÁ HASTA DE UNA COHORTE... YA FUE DEMASIADO TIEMPO COMO SIMPLE PEÓN DE REY.

LEÓCRATES DE EFESO. 

ALGUNAS DÉCADAS ANTES DE CRISTO.

PLANETA TIERRA.

Permalink ~ Comentarios (2) ~ Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

El Visitante

Por Jesús Leonel Puente Colin - 24 de Junio, 2009, 11:11, Categoría: Poesía Experimental

El Amor pasó por tu calle

mientras soñabas con locas quimeras

de frío y frágil talle.

El Amor se acercó a tu ventana

y largas como palmeras

vio brotar tus canas primeras.

El Amor intentó traspasar la frontera

pero tu alma necia, de dura cantera,

impidió que cruzara de alguna manera.

El Amor, cuya existencia sólo sospechas,

de tu puerta estuvo muy cerca.

No volverá aunque trampas le tiendas.

Leonel Puente.

23/Junio/2009

11:11 P.M.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

Artículos anteriores en Junio del 2009

El Blog

Calendario

<<   Junio 2009  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30      
 
Proyecto Cultura Chobojos - Chobojos
 
 Proyecto Cultura Chobojos - Vida sin fin
 
Proyecto Cultura Chobojos – Fotografía 366
 
Proyecto Cultura Chobojos – El círculo azul
 
Proyecto Cultura Chobojos – La Jauría
 
Proyecto Cultura Chobojos – Toma Todo
 
Proyecto Cultura Chobojos - Chistes x Kilos
 
 

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog