Julio del 2009

La Noche Antes de mi Cumpleaños

Por Alejandro Augusto Enciso Sandoval - 30 de Julio, 2009, 20:56, Categoría: Poesía Experimental

Lumbrera de mis ojos,
no me dejes sin tu brillo
me has dejado sin tus manos,
ya no encuentro mi camino.

Ya no cuento con oido fino,
tus gemidos eran mis faros
mi recuerdo, lo has olvidado,
mis ojos te son ahora extraños.

Pronto será mi aniversario
me dejaste como un desconocido
te añoro como un loco enfebrecido
aullo y lloro cual hundido corsario.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

El Centauro.

Por Jes{us Leonel Puente Colin - 27 de Julio, 2009, 13:18, Categoría: Paquete Cuento

El Centauro.

"El riesgo es precioso"

Platón.

El altivo centauro rojo corría veloz tras un angustiado venado blanco de anchas astas; le arrojaba infinidad de flechas, pero ninguna alcanzaba a clavarse en aquel hermoso cuerpo, ágil y flexible, que de sus ataques escapaba.

La luminosidad del día se había ido casi por completo; el bosque entero susurraba una queja y parecía que el aire estuviera lleno de voces de fantasmas.

De pronto, el venado se detenía.... Parecía ya no estar asustado, y sus ojos mansos se encendieron de odio para luego ir a clavarse, como dos aguijones, en la mirada sorprendida del centauro, que también había detenido su marcha. El venado se irguió entonces cuál grande era, haciendo resoplar su pecho. El centauro sacó una afilada flecha de su negra aljibe, la colocó en la cuerda, y tensó el arco asesino apuntando directamente al centro de la encornada cabeza.

En el momento en que la flecha iba a ser disparada sucedió algo que trastornó al centauro: Una dulce voz resonó por todas partes...  No era una voz del cielo, tampoco era una voz de la tierra; no era un susurró del viento, ni un clamor proveniente de lo oscuro bosque. Era una dulce voz que, desde lo hondo de su corazón, le hablaba al centauro sin que éste comprendiera de dónde provenía diciéndole:

-No… no dispares.

El centauro estaba muy confundido porque jamás antes le había sucedido algo parecido. Debido a la sorpresa, dejó caer la flecha al suelo sin darse cuenta, pero, al recuperase sacó otra del interior de su negra aljibe, la puso en la cuerda y tensó nuevamente el arco asesino.

La dulce voz resonó otra vez:

-No, no dispares.

El centauro sintió rabia, volteó hacia el cielo, miró hacia el suelo, recorrió con su mirada los alrededores del bosque y no halló señal alguna que pudiera hacerle saber de donde procedían aquellas palabras.

El venado empezó entonces a caminar, hacia donde se encontraba el turbado centauro, sin que sus pasos demostraran la menor huella de miedo. Por el cuerpo del centauro rodaba un sudor frío y, al iniciar su andar para encontrarse con el venado, sus patas temblaban aunque sus musculosos brazos seguían firmes sosteniendo el arco. Después de algunos pasos, de pronto, el centauro no pudo avanzar más y comenzó a hundirse.

Oyó por última vez aquella dulce voz:

-No dispares

Y fue entonces cuando comprendió que de su interior provenía.

Un grito desesperado se elevó de cada una de sus células: Se sabía perdido sin remedio, se sabía muerto...

Antes de hundirse por completo en aquellas traicioneras arenas que serían su tumba, arrojó hacia el cielo la última flecha con las fuerzas que le quedaban; luego, descolgó de sus hombros la negra aljibe, ya vacía, y la abrazó con ternura junto con su arco plateado. Clavó su mirada en la del venado blanco de anchas astas que, a poca distancia, observaba impasible como se hundía.

¡Cuantas cosas se unieron y se desataron a la vez, entre el cielo y la tierra, en la breve eternidad que surgió en el transcurso de aquella indescifrable fusión de miradas!

Leonel Puente

Escrita Dom-1-Nov-92. Por inspiración directa de un Mounstro Voluble.

Versión definitiva manufacturada especialmente para mi albacea espiritual: Gretel Nahieli Canseco Hernández.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

En estos momentos

Por Víctor A. Mejía Juárez - 26 de Julio, 2009, 17:35, Categoría: Miscelánea.

No sabes cómo me asalta la nostalgia.

No te imaginas cómo soy asechado por los fantasmas del maldito recuerdo.

Estos momentos son cobijados jodidamente por un velo de alquitrán y unos tragos de alcohol…

Tus labios pronunciaron las sabias palabras que quedaron como tiro de gracia en mi sien y, aún así, decidí seguir con lo que algún día, hace años, ya presagiaba nuestra relación.

Nunca quise ver la realidad, o más bien, la ignore porque había un haz de esperanza que luchaba por disolver la zozobra de: ¿seguiremos juntos?

No, no seguiríamos más juntos por que a mi juicio ya no había más que hacer.

No sabes cómo tu persona influyó en mí.

No sabes cómo por ti soy así.

No me arrepiento de haberte conocido,

No sabes cómo realmente fui tuyo.

No sabes cómo realmente fuiste mía.

No sabes cómo también derrame lágrimas, aunque sé que no se comparan con las tuyas.

No sabes cómo en el fondo me duele.

No sabes cuanto será mejor para los dos.

En estos momentos sigo bajo el  jodido cobijo de un velo de alquitrán y unos tragos de alcohol. Pero en fin….

No sabes cómo será mejor para los tres….                          

VICTOR A. MEJIA JUAREZ  19-07-09

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

Cuando ya no estés conmigo

Por Marco Antonio Bonaparte Madrigal - 24 de Julio, 2009, 20:20, Categoría: Poesía Experimental

¿Qué hago sin ti en la vida?

¿Qué hago sólo, conmigo, aquí?

¿Qué hago en mí mismo, desnudo y sin alas?

¿Qué hago tendido ante mí?…

 

 

A donde iré yo sin ti,

 

Si contigo el mundo acaba.

 

A dónde podría ya ir

 

Sin saber que ya soy nada.

 

 

Acaso a la noche eterna

 

Para estar en tu mirada

 

O hasta el centro de la tierra

 

Para quemarme en sus brasas.

 

 

O tal vez a las montañas

 

Que guardan esa fragancia

 

Que mis sentidos no olvidan

 

Porque en tu piel siempre estaba.

 

 

Quizá al mar embravecido

 

Con sus olas y suspiros

 

Que recuerdan tus dos labios

 

Entre los míos dormidos.

 

 

A dónde podría ya ir

 

Sabiendo que no estas conmigo

 

Sabiendo que no es un sueño

 

Sintiendo que te he perdido.

 

 

Iré hasta la misma muerte

 

Cuando me sienta vencido

 

Para encerrarme en sus brazos

 

Para dormirme tranquilo.

 

 

Y tal vez seré camino

 

Que su destino ha perdido

 

Con mil huellas extraviadas

 

Del hombre que ha sufrido.

 

 

Seré hoja entre mil vientos

 

Seré poema perdido

 

Seré lágrima olvidada…

 

Cuando ya no estés conmigo.

 

 

Tonra

Permalink ~ Comentarios (2) ~ Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

Un collar se rompió

Por Leonel Puente Colin - 24 de Julio, 2009, 19:19, Categoría: Acertijos, Adivinanzas y Trivias

Un collar se rompió mientras jugaban

dos enamorados,

y una hilera de perlas se escapó.

La sexta parte al suelo cayó,

la quinta parte en la cama quedó,

y un tercio el joven recogió.

La décima parte el enamorado encontró

Y con seis perlas el cordón se quedó.

Vosotros, los que buscáis la sabiduría,

decidme cuántas perlas tenía

el collar de los enamorados.

* Acertijo extraído del libro "El Señor del Cero" de María Isabel Molina..

P.D. A la primera persona que resuelva este acertijo será acreedor del libro "Alicia en el País de las Maravillas" de Lewis Carroll.

Suerte.

* Acertijo extraído del libro "El Señor del Cero" de María Isabel Molina..

P.D. A la primera persona que resuelva este acertijo será acreedor del libro "Alicia en el País de las Maravillas" de Lewis Carroll.

Suerte.

Permalink ~ Comentarios (11) ~ Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

Artículos anteriores en Julio del 2009

El Blog

Calendario

<<   Julio 2009  >>
LMMiJVSD
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31   
 
Proyecto Cultura Chobojos - Chobojos
 
 Proyecto Cultura Chobojos - Vida sin fin
 
Proyecto Cultura Chobojos – Fotografía 366
 
Proyecto Cultura Chobojos – El círculo azul
 
Proyecto Cultura Chobojos – La Jauría
 
Proyecto Cultura Chobojos – Toma Todo
 
Proyecto Cultura Chobojos - Chistes x Kilos
 
 

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog