Octubre del 2009

El EZLN desde la perspectiva de la influencia social minoritaria.

Por Leonel Puente Colin - 29 de Octubre, 2009, 22:05, Categoría: DÉCIMA LEGIÖN

Dentro del marco de la influencia social minoritaria, Jorge Mendoza García realizó en 1996 una tesis en la que analizó el impacto psicosocial provocado por el Ejercito Zapatista de Liberación Nacional. Su análisis se centró en cuatro de los aspectos fundamentales de la teoría de las minorías activas:

-          La innovación.

-          El conflicto.

-          El estilo de comportamiento.

-          La influencia minoritaria.

El EZLN, desde su aparición en Enero de 1994, generó una buena dosis de influencia en la sociedad mexicana tanto privada como públicamente. Su estilo de comportamiento, coherente y bien planeado, se agenció la simpatía de propios y extraños. El conflicto que desató, aunque más reformista que revolucionario, hizo cambiar los conceptos de la sociedad en su conjunto. Sus métodos, novedosos, les permitieron convertirse en una fuerza política importante.

La innovación.

Uno de los principales aciertos del EZLN fue el empleo de nuevos métodos. En vez de presentarse como un ente cuyo principal objetivo es derrocar o apropiarse del poder, se presentaron como una fuerza beligerante con objetivos precisos para reformar las estructuras sociales injustas. Las armas, como último recurso, fueron un elemento necesario, pero no indispensable ni permanente. El trasfondo ideológico no estaba sustentado en la solemne y tradicional jerga izquierdista radical, más bien su discurso se centraba en un lenguaje fresco, ligado al sentido común y apoyado también en algunos artículos de la Constitución misma, difíciles de rebatir, como el 39 "El pueblo tiene en todo tiempo, el inalienable derecho de alterar o modificar la forma de gobierno".

Una minoría difícilmente influye a una mayoría de forma rápida y manifiesta, generalmente tiene que pasar un tiempo considerable, como ocurrió con otros grupos minoritarios y varias guerrillas latinoamericanas, para constituirse como un fenómeno social visible. Antes que las demandas de un grupo minoritario sean aceptadas, o por lo menos tomadas en cuenta, a nivel social, tiene que darse todo un complejo proceso entre diversos sectores, pero la eficaz e inteligente manera en que el EZLN difundió sus mensajes fue una de sus principales armas. Al EZLN han llegado a calificarlo como representativo de la "guerrilla posmoderna", que más que balas dispara comunicados, y hay mucho de cierto en esto, pues planearon desde el principio el uso del "arsenal mediático" en lugar moverse exclusivamente, fusil en mano, en las  trincheras clandestinas.

Existe un punto, en todo movimiento social, en que las circunstancias favorecen u obligan a que éste ocurra, pero, sin no existe una difusión que impacte a nivel masivo, una vez ocurrido no pasa de circunscribirse a una localidad o a un período específico de tiempo, cosas que el EZLN tuvo muy en cuenta al ponerse en contacto con periódicos, revistas y agencias televisivas, tanto nacionales como extranjeras.

El conflicto.

Existe un punto óptimo para suscitar un conflicto: si es mínimo el impacto, la influencia no se da; si es extremo, tampoco ocurre la influencia. Para influir con mayor eficacia hay que encontrar el punto medio entre lo intrascendente y lo sensacionalista. Los zapatistas tuvieron el acierto de esperar el momento propicio y de definirse desde el principio como un ejército en guerra, deslindándose de toda descalificación que los emparentara con delincuentes, narcotraficantes, narcoguerrilleros o cualquier otro tipo de calificativo ajeno sus intereses.

Una y otra vez, a lo largo de la historia, llega el momento en que alguien o algunos tienen que exclamar: ¡Ya Basta! Ejemplos sobran en todo el mundo, aquí mismo hubo muchos, como el de Genaro Vázquez, Lucio Cabañas, los estudiantes del 68, o aquellos mineros de Real del Monte que, hace 200 años se levantaron en huelga sin saber siquiera lo que era una huelga: "La verdad es que hay un puente que conecta los músculos con la moralidad y que no es subintelectual en modo alguno. Se llama aprendizaje. Los trabajadores no necesitaban un maestro, una naturaleza viciosa innata o instintos de libertad profundamente reprimidos para llevar a cabo su huelga. Aprendieron de la experiencia, aprendieron de un "medio social instructivo". (1)".

Los zapatistas, esos hombres y mujeres armados de verdad y fuego, declararon: "Hemos aprendido la lucha que tenemos que dar para obtener lo que el Estado mexicano nunca quiso otorgarnos: el trabajo, la tierra, un techo, la alimentación, la salud, la educación, la independencia, la libertad, la democracia, la justicia y la paz (2)"

El EZLN, al levantarse en armas retomó el hilo de la larga lucha de los pueblos indígenas, de campesinos y obreros pero, ¿por qué precisamente en Chiapas?, muy probablemente porque: "las condiciones, en el campo y la ciudad, estaban prefabricando el propio levantamiento y no había porque buscarlo en el extranjero o en desestabilizadores o en enemigos de México cuando ocurría algo que en sí resultaba inconcebible: Chiapas es el estado más rico en recursos y el más pobre en cuanto a nivel de vida" (3). Pocos escenarios tan propicios como este estado, extremadamente contrastante, para que surgieran un levantamiento armado, pero los zapatistas no se lanzaron a la lucha de buenas a primeras sino que plantearon desde el principio varias estrategias consistentes que les permitieran permanecer en la conciencia de la gente durante un buen tiempo. El conflicto no iba resolverse de la noche a la mañana, el objetivo principal era constituirse como una fuerza política alterna, avalada y apoyada por la sociedad civil, y en constante búsqueda de diálogo entre el poder central y todos aquellos sectores sociales con necesidades de justicia y equidad.

El estilo de comportamiento.

El comportamiento de un minoría activa debe ser consistente, sin embargo, al interior del grupo, la postura debe ser rígida para mantener la cohesión de sus miembros y de sus convicciones; hacia el exterior, debe ser  flexible, pues una postura rígida provoca rechazo de la opinión pública y dificulta la posible asimilación por parte del grupo mayoritario. También debe darse una coyuntura histórica en medio de la cual se inserte el movimiento. Si la minoría se presenta como intransigente desde el principio, puede agenciarse simpatizantes de algunos sectores particulares, pero, a la larga, si se mantiene en su rigidez, la posibilidad de influir se reduce. Los zapatistas cumplieron con las características que Moscovici plantea para ejercer influencia: existir socialmente, ser visibles, consistentes y activos. Incluso el carismático protagonismo del subcomandante Marcos, en lugar de ser contraproducente, ayudó en este caso.

En cuanto al grupo en el poder, también tiene que cruzar por un proceso de acomodación cuando un grupo se hace visible e importante a nivel social: "Cuando un grupo –cualquiera que sea-- recurre al uso de las armas, los estados enfrentan el problema mayor de darle solución al conflicto. Una salida posible es el aniquilamiento militar. Pero cualquier Estado político hará lo posible por encontrar soluciones políticas, antes que las armas decidan… Sin embargo, por la forma como sucedieron los acontecimientos, por las opiniones que se vertieron, por el resultado obtenido, por los muertos que hubo, por lo que después se escribió y por lo que ahora vemos, el núcleo ideológico del conflicto en 1994 no quedó resuelto. La respuesta de reformar la política para alcanzar una paz nueva desataría resistencias tan grandes como los cambios que si se alcanzaron (4)".

La influencia minoritaria.

Es indiscutible la influencia que el EZLN ha causado en la historia, no sólo de Chiapas y de México, sino de toda América Latina y varios otros puntos del planeta. Un puñado de indígenas, alrededor de 3000 combatientes iniciales, logró poner en jaque a un gobierno que antes era casi omnipotente e impune. Este hecho ilustra la tesis de Moscovici acerca de la posibilidad que existe para que un grupo, e incluso una sola persona, sea capaz de influir y cambiar las estructuras sociales si reúne ciertas características.

La capacidad de influencia, en realidad, tiene una naturaleza bilateral, pero los grupos en el poder siempre se empeñarán en negar que cualquier tipo de cambio e influencia pueda surgir en el seno de sus gobernados, buscarán siempre la conformidad de sus subordinados y enfrentarán a quien o quienes alteren ese orden que desestabiliza el enfoque unilateral que les conviene implantar para mantener su control y su dominio.

El EZLN, al combinar lucha militar con discurso eficaz, logró influir a la sociedad en su conjunto. "A pesar de que las condiciones hacían muy difícil un proceso de este tipo tuviera cabida en la prensa, los zapatistas lograron alcanzar no sólo una difusión nacional sino internacional, atacando el bloqueo de que era objeto (psicologización, sociologización y denegación) por parte del poder". (5)

El famoso "A ustedes les toca…" repercutiría en la toma de postura entre la gente, ya no como simples espectadores, sino como posibles actores sociales. "Si identificamos a la sociedad civil como la mayoría, la estrategia zapatista de coquetear con ella para influirla fue buena, permitiéndole establecer una unión para luego caminar juntos. La constante consulta hecha por el EZ a la sociedad con relación a su actuar, y los pasos subsecuentes orientados por dicha consulta, son tan sólo una muestra de ello". (6)

Una vez convertida la sociedad civil en un factor activo y no sólo expectativo, los zapatistas contribuyeron al despertar de la conciencia en México. "Muchos sectores retomaron el discurso del zapatismo, lo reelaboraron y lo integraron al suyo: tal fue el caso de los estudiantes, de ciertas organizaciones campesinas y sociales, de muchas personalidades y de varios intelectuales. Fue imposible ya sostener la idea de paz ante la miseria imperante en Chiapas y en otros lugares del país como Oaxaca, Guerrero, Hidalgo, etc. De igual forma, se tornó difícil mantener la idea de democracia únicamente en el sentido electoral; incluso la justicia y la libertad adquirieron connotaciones diferentes de las hasta ese momento consideradas".

Comentarios finales:

El desarrollo de la lucha zapatista puede insertarse y explicarse dentro del marco de los movimientos minoritarios, sin embargo, en toda Latinoamérica existen rasgos distintivos que la diferencia de otras latitudes del mundo y hacen necesario un análisis específico de las condiciones y los objetivos de estas luchas sociales. Una propuesta concreta, realizada por el psicólogo salvadoreño Marti-Baró, es desarrollar y afianzar una Psicología de la liberación, que consiste "en rescatar y desarrollar todo aquello que en la psicología social pueda contribuir a los procesos de liberación histórica de los pueblos". (7)

Finalmente, Jorge Mendoza nos señala que: "Si bien el modelo genético planteado por la escuela francesa en Psicología Social permite comprender un movimiento como el zapatista, no lo agota"… "El caso de América Latina es diferente; las condiciones son de miseria, guerra dictaduras disfrazadas de democracias, explotación y muerte. Cierto es que esto también está presente en algunas regiones de Europa, pero no en las mismas condiciones que en nuestro continente… Por lo tanto, si en un territorio existen las mínimas necesidades cubiertas, aquello que se ha dado en llamar "el primer piso", entonces es natural que en vez de tratar de encontrar soluciones a las carencias de la población, las ciencias, y en especial las ciencias sociales, se vuelquen a tratar otro tipo se procesos, como las relaciones sociales o el reconocimiento de minorías de corte ecológico, que tienen que ver más con un "segundo piso" que con una sobrevivencia en estricto sentido, que bien podría ser el caso de Latinoamérica… Todo parece indicar que en nuestro continente no podemos, por el momento, darnos el lujo de explorar las condiciones del llamado "segundo piso" cuando la miseria, la represión, el hambre, el analfabetismo y la muerte son el pan nuestro de cada día (8).  

Así como se ha dicho que Chiapas es el laboratorio de la democracia de todo México, también toda Latinoamérica es un laboratorio de liberalismo a nivel mundial (9). Más allá de ideologías comunistas o de cualquier otro tipo, las precarias condiciones de vida seguirán condicionando (valga la redundancia) el levantamiento de campesinos, indígenas u obreros… quizá algún día incluso llegarán al extremo de resucitar a los burócratas, ataráxicos por naturaleza.

En cuanto a los que piensen y sigan creyendo que los indios, los obreros y los desposeídos sólo son bestias de carga, debieran tomar un poco más en serio la historia de las luchas sociales.

Ya sea por ingenua ceguera o por perversa negación u ocultamiento de los hechos, los grupos en el poder cada vez son menos capaces de lograr la estabilidad mediante sus discursos vacuos y sus acciones retrógradas.

Bibliografía

(1)          Génesis y desarrollo de una Huelga (La lucha de los mineros de Real del Monte 1766-75), Doris T. Ladd. Edit. Alianza 1992.

(2)          Órgano de información del EZLN, nº 1, México, diciembre de 1993.

(3)          Mendoza, J. (1996), Un análisis psicosocial del EZLN: una visión desde la influencia social minoritaria. Tesis de Licenciatura. Pág. 74. UNAM

(4)          Asunto: Chiapas. Alejandra Moreno Toscano. 1984-2004 La Jornada: El Rostro de un país. Pág. 36

(5)          Mendoza, J. (1996), op.cit Pág. 269

(6)          Mendoza, J, (1996), op.cit. Pág. 272

(7)          Mendoza, J, (1996), op.cit. Pág. 317

(8)          Mendoza, J, (1996), op.cit. Pág. 302

(9)          Una América Latina que asume el enfrentamiento. Maurice Lemoine, Le Monde Diplomatique, E.U./México/Centroamérica, Nº 9, Pág. 24, Mayo 2009.

Permalink ~ Comentarios (1) ~ Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

El Serafín

Por Jesús Leonel Puente Colin - 16 de Octubre, 2009, 16:59, Categoría: Paquete Cuento


En el cielo un Serafín lloraba. Entre sus manos sostenía una hoja a la que se le iban borrando, una a una, las palabras que tenía escritas. Cuando la hoja quedó en blanco, un viento gélido  se apoderó de ella y se la llevó.

En la tierra, un escritor rompía una hoja y la tiraba al cesto de basura. Luego, arrojaba su pluma sobre una mesa, encendía un cigarro, apagaba la luz y, en penumbras, se dirigía a su cama para recostarse sobre ella.

Mientras fumaba y estiraba su cuerpo, reflexionaba: "¿Acaso no es tiempo ya de dejar de seguir engañándome con la idea de que algún día seré un gran escritor?...-Nada de lo que escribo vale la pena."

Al terminar su cigarro, levantó las cobijas y se metió en ellas. La ventana estaba abierta y se colaba por ella un frío intenso, pero al escritor le dio flojera ir a cerrarla. ¡Que me muera de frío si de frío he de morir! ¡Pero yo no me levantó a cerrar esa maldita ventana!.-(pensó).

Pasados unos minutos, el frío se agudizó y el escritor tuvo que levantarse a la fuerza porque no podía conciliar el sueño.

Afuera, lloviznaba apenas, y la luna creciente brillaba en lo alto del cielo. El escritor se quedó un rato mirando la llovizna y la luna, se preguntó cuantas personas, en ese mismo instante, las estarían viendo también a través de una ventana abierta.

El viento frío arreció aún más y, entonces, cerró la ventana (aunque abrió por completo las cortinas) y se fue a recostar de nuevo.

Con la mirada fija en la ventana y con la muerte en blanco poco a poco se fue quedando dormido.

El Serafín bajó a la tierra y miró a través de la ventana del escritor. Después, cruzó las paredes de la casa hasta encontrar el sitio dónde estaba el cesto de basura y recogió los pedazos de papel. Con gran paciencia los fue reconstruyendo hasta completar la hoja.

Volvió a leer aquel poema que lo había hecho llorar y volvió a leerlo una y otra vez.

De pronto, sintió que alguien estaba detrás y se quedó quieto. Lentamente se dio vuelta y encontró al escritor apuntándole con un revolver.

            ¿Que haces aquí?. -preguntó malhumorado el escritor. -¿Quién eres? ¿Te escapaste (acaso) de una fiesta de disfraces o qué?.

El Serafín no respondió y salió volando atravesando el techo. Pero a medio camino entre el cielo y la tierra se dio cuenta de que había olvidado el poema y, sin detenerse a pensar, regreso montado en uno de los rayos de la tormenta en que se había convertido la suave llovizna nocturna que gemían las nubes.

Aterrizó, directamente, frente al escritorio dónde había estado leyendo el poema, pero no lo encontró, buscó en el cesto de basura creyendo que el escritor había vuelto a romperlo pero tampoco estaba ahí. Cruzó algunas paredes hasta llegar al dormitorio y halló dormido al escritor: Con una mano sostenía el revolver y, entre su cabeza y la almohada, estaba la hoja con el poema.

Las alas del Serafín se mecieron de alegría pero les ordenó que se detuvieran de inmediato para evitar despertar al escritor. Se acercó el Serafín y, con extrema cautela, agarró la hoja y la fue deslizando poco a poco hasta que quedó totalmente liberada. El escritor se despertó y levantó el arma, pero fue demasiado tarde porque el Serafín ya volaba a toda velocidad hacia el cielo.

En la tierra se oyó un disparo potente que dio en el techo. La bala desprendió algunos pedazos de cemento que cayeron sobre la cara del escritor y éste, muy enojado, dejó salir una maldición de su boca. -¡Carajo, déjenme dormir en paz!- Se limpió la cara, sacudió su almohada y se quedó dormido con el brazo derecho extendido y el revólver, aún humeante, apuntando hacia el techo.

En el cielo, el Serafín convocó a una legión de ángeles así les habló:

Quiero compartir una gran alegría. Escuchad con atención pues, apenas halla terminado de hablar, mis palabras serán olvidadas.

Los ángeles se miraron entre sí, sin comprender lo que acababan de escuchar. -¿Acaso puede entrar algo fugaz y transitorio en el Eterno Reino de los Cielos? (Parecían preguntarse con la mirada), hasta que el Serafín comenzó a leer y toda la atención en él se concentró.

Antes de concluir la lectura, no había ángel alguno qué no estuviera bañado en llanto. Pero, en efecto, al terminar de hablar el Serafín, todo lo que había dicho ya estaba alejándose sobre las alas del viento gélido del olvido. Ni el Serafín ni los ángeles recordaban una sola palabra pero estaban conmovidos.

Durante un buen rato, permanecieron en silencio, hasta que un pequeño arcángel niño, perdido entre la multitud, levantó el vuelo y fue a posarse cerca del Serafín. Haciendo una reverencia, en señal de respecto, así le habló:

            Señor, ¿Quién ha escrito tan extrañas pero tan hermosas palabras?

El Serafín miró al niño Arcángel con infinita ternura y luego le contestó:

            Hay misterios que no conviene saber, hijo mío.

El niño Arcángel quiso dar la vuelta y marcharse pero no pudo, algo en su interior la obligó a preguntar de nuevo:

            Señor ¿Quién ha sido? Las palabras no puedo recordarlas pero no puedo olvidar su existencia.

El Serafín cerró los ojos lentamente y luego, suavemente, los abrió, puso una de sus manos sobre el cabello de niño Arcángel y contestó:

            Tu cuerpo que envejece solitario y sin alma allá en la tierra.

Se oyó una exclamación general entre los presentes y el niño Arcángel quiso preguntar ¿Porque?, pero no tuvo valor. Miró al Serafín con miedo, pero en sus ojos vio resplandecer una luz que lo consoló y le hizo comprender muchas cosas más allá de su entendimiento. El Serafín metió una de sus manos dentro de su pecho y extrajo una llama que deposito entre las tiernas manos del niño Arcángel, y éste, voló hasta la altura de aquél rostro venerable y besó su frente. Después giró y se alejo. Todos los demás ángeles hicieron lo mismo.

En la tierra, el escritor despertó hasta el mediodía, aún tenía el brazo levantado con el revólver apuntando al techo. Una capa de hielo envolvía su brazo y no recordaba nada de la noche anterior, excepto que en la madrugada había sentido mucho sed y que se levantó para ir a la cocina por un vaso de agua.

Una loquera más de mi delirante imaginación.

Escrita jueves 30/Sep./1993     8:00 P.M.     

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

Cenzon Totochtin (Cuatrocientos Conejos)

Por J. Leonel Puente Colin - 8 de Octubre, 2009, 20:35, Categoría: Miscelánea.

El pulque, llamado neutle, es una bebida de olor muy fuerte y de alto contenido alcohólico patrocinado por el dios Ome Tochtl "Dos Conejo". Por su importancia calórica, a los adúltos se les permitía tomar solamente una medida de este licor y se prohibía la borrachera, ya que el exceso de pulque propiciaba caer bajo el influjo de los Cenzon Totochtin o "Cuatrocientos Conejos", lo cual significaba perder el control del carácter y caer en la agresión y la violencia.
* Datos extraidos del Museo de Antropología. Sala Central. Chapultepec, D.F.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

Del Bicentenario y el Olvido

Por Ángel Augusto Ramírez Zarco - 1 de Octubre, 2009, 20:00, Categoría: Acercàndose a la Mùsica Clàsica

En dìas pasados se recuerdan muchos sucesos de la historia, discusiones e investigaciones seguirán al respecto, pero ahora me ocuparé de otros en el olvido.
¿Habìa usted oìdo hablar de Ricardo Castro (1864-1907)?, pues es nuestro principal compositor romántico. Tristemente poca producción de él está disponible: sólo algunos discos de piezas para piano. Muchas otras nunca se grabaron. Logré con un amigo de la PHAM, de apoyo invaluable, Luis Aguilar, (homònimo de aquel importante actor de la època de oro), localizar una buena cantidad de partituras. Desgraciadamente, cuando se busca apoyo econòmico para que alguien la interprete, uno parece limosnero...  
Castro fue el primero en escribir sinfonias, poema sinfónicos, conciertos y suites para piano y para chelo. Su obra está casi olvidada. Sólo está disponible el concierto para chelo. El de piano, aunque sea ha tocado, no se distribuye comercialmente. La sinfonia y el poema sinfónico (OITHAMA), tuve que localizarlos en E.U.
El próximo año, la Filarmònica de la Cd. de Mexico hará un CD doble que integrará, en parte, el concierto para piano y chelo, además de dos obras comisionadas, una a Eduardo Àngulo y otro a Cristina Ortiz (si mal no recuerdo el nombre de la ùltima). Esto es lo que busca hacer la Mtra. Boeda. Muy amable por cierto y a quien he tenido el gusto de conocer personalmente. El problema, como siempre, el financiamiento. 
En un próximo artìculo, abordaré mas acerca de este compositor y sus obras perdidas. Làstima que no pude incorporar un archivo sonoro. Poseo mucha mùsica de èl. Existen dos piezas que, si las oyeran, seguro las reconocerìan: el vals capricho y el minueto para orquesta; dos hermosas obras de un gran compositor mexicano olvidado.

Permalink ~ Comentarios (3) ~ Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

El Blog

Calendario

<<   Octubre 2009  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  
 
Proyecto Cultura Chobojos - Chobojos
 
 Proyecto Cultura Chobojos - Vida sin fin
 
Proyecto Cultura Chobojos – Fotografía 366
 
Proyecto Cultura Chobojos – El círculo azul
 
Proyecto Cultura Chobojos – La Jauría
 
Proyecto Cultura Chobojos – Toma Todo
 
Proyecto Cultura Chobojos - Chistes x Kilos
 
 

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog