Marzo del 2012

Amanece...

Por Leócrates - 16 de Marzo, 2012, 6:19, Categoría: Sueños y Realidades

Foto tomada por Thalia Verdugo

Amanece... ¡Máximo milagro cotidiano que pocas veces se valora! Amanece y el cabello crece; también se caen los dientes. Todo cambia, todo se transforma ante nuestros ojos a cada instante.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

Para llegar al cielo no es preciso morir

Por Elektra Fuego - 11 de Marzo, 2012, 20:38, Categoría: Arte Escondido

Elektra Fuego

Para llegar al cielo no es preciso morir

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

Una antigua pasión

Por Agustín Garfias - 8 de Marzo, 2012, 15:25, Categoría: Paquete Cuento

La semana pasada estuve en casa debido a una fuerte infección estomacal (muy probablemente causada por las tres últimas órdenes de tacos de cabeza que me atiborré afuera del metro Juanacatlán). El doctor me dio una incapacidad por cinco días y me dediqué a arreglar un poco mi departamento. ¡Es increíble la cantidad de chingaderas y chingaderitas que uno es capaz de almacenar!

Aparte de mi eterno reguero de libros y revistas, me topé con un sinfín de cosas y cositas, muchas de las cuales ya ni recuerdo como llegaron hasta aquí ni para qué carambas las traje. Hay de todo lo imaginable: un megapóster enmarcado de la última película de Batman, una videocasetera nueva que nunca he usado, un bote lleno con plumas de avestruz, un abrecartas en forma de espada medieval, desarmadores, tornillos, una colección completa de estampas de la Guerra de las Galaxias, una lotería y un juego de la oca muy antiguos...

Ya nadie, ni mis sobrinas pequeñas se interesan por jugar a la lotería o a la oca; las estampas de la Guerra de las Galaxias fueron muy populares y costosas en aquellos días de mi niñez, pero ahora sólo son eso: estampas. Ya están muy lejos los tiempos en que uno creía que libraría heroicas batallas intergalácticas y salvaría el universo; ahora, a lo mucho, uno defiende su hora de comida para salir un rato de la oficina. Ya nadie usa las videocaseteras y los abrecartas son inútiles porque casi todo el correo es electrónico.

¿Por qué empeñarse en guardar objetos físicos cuando todo se está volviendo virtual? Bastaría con tener un par de trajes, un par de zapatos y, eso sí, una computadora nueva...

Incluso, ¿para qué guardar los libros?; hasta esos que en sus tiempos fueron muy cotizados y especiales, con el tiempo guardan polvo y bichos raros que pueden meterse por las fosas nasales y causar una tos nada romántica.        

¿Y qué hacer con los escritos viejos? Durante las noches me dediqué a releer los cuentos que escribía hace 20 años y les encuentro múltiples fallas de redacción, de ortografía y de sintaxis; muchas más de las que tengo ahora. Las hojas están amarillentas, mi letra temblorosa y, sin embargo... ¿Será verdad lo que me dice mi amiga G. acerca de que ya no escribo con pasión y que cada una de mis líneas actuales está tan medida, tan calculada, que prefiere releer lo pasado en lugar de revisar lo nuevo? Le enviaré a ella todos esos manuscritos por correo certificado; yo no me atrevo a romperlos y tirarlos; tampoco me atrevo a visitarla en persona hasta Chapala para entregárselos... me volvería a enamorar de sus ojos negros y no quiero. He atravesado varias veces el estado de Jalisco, por cuestiones de trabajo, y me he sentido tentado a bajarme del autobús; pero así como "los muertos deben enterrar a sus muertos", no es bueno remover las cenizas de los destinos cruzados. Además, ella odia el humo; para ir a verla tendría que dejar de fumar, y traigo nicotina hasta en mi ADN.

Afortunadamente, después de unos días enfermo, he vuelto a la normalidad. Tengo un buen empleo, una casa propia, una tarjeta de identificación que me acredita como miembro de una sociedad humana. Ahora que estoy domesticado, completamente institucionalizado y repleto de penicilina, ¿para qué volverle a dar choques eléctricos a mi cerebro?, ¿para qué alterar mis venas con ilusiones que nunca tuvieron posibilidad de concretarse?

¡Qué risa me dio recibir mi ascenso hace medio año! ¡Hasta parecía una ironía! No es lo mismo ser productivo que creativo, entre ambas cosas existe una diferencia fundamental y abismal; pero bueno, ya no necesito desnudarme el alma y hasta me pagan un poco más. Subdirector del Área de Creatividad... ¡Si supieran!

Permalink ~ Comentarios (2) ~ Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

Incendio en Guadalajara

Por Jessica Adriana Gómez Rosas - 8 de Marzo, 2012, 15:15, Categoría: Fotos, fotitos, fotazas.


Incendio en Guadalajara. Jessica Adriana Gómez Rosas
Visita:

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

Esclavitud

Por Jackeline Cendejas Wusterhaus - 8 de Marzo, 2012, 15:02, Categoría: Fotos, fotitos, fotazas.

Esclavitud. Jackeline Cendejas Wusterhaus

Visita:

Proyecto Cultura Chobojos – La Jauría

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

Necedad

Por Leonel Puente - 7 de Marzo, 2012, 10:20, Categoría: Sueños y Realidades

A medio camino entre la vida y la muerte, es más fácil continuar con la autodestrucción. ¿Por qué o para qué emprender el camino de retorno hacia la salud y la paz interior? ¿No es acaso una necedad delirante el hecho de querer arrojar los demonios después de haberlos conjurado tantas veces y tan vehementemente?

Visita http://lajauria.zoomblog.com/

Sólo haz click aquí:

Proyecto Cultura Chobojos – La Jauría

Permalink ~ Comentarios (7) ~ Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

¿Quién decide que es ciencia?

Por Martin Bonfil Olivera - 2 de Marzo, 2012, 19:18, Categoría: Ojo de mosca

Al hablar de ciencia no referimos al conocimiento confiable, comprobable y comprobado acerca de la naturaleza. Pero también los charlatanes que venden horóscopos, medicinas milagrosas o pulseras que aumentan la fuerza hablan de "científicamente comprobados". ¿Cómo se distingue la ciencia legítima de la falsa ciencia? En la antigua Grecia, lo que se consideraba conocimiento confiable dependía más bien de su coherencia interna: los filósofos que estudiaban el mundo natural ofrecían explicaciones lógicas, basadas en observaciones y el sentido común, que daban sentido a los fenómenos a su alrededor. Bastaba la autoridad de un pensador para dar credibilidad a sus ideas.

Más tarde, con el surgimiento del método experimental, entre los siglos XV y XVIII, la aceptación de las afirmaciones de un científico dependía no sólo de lo bien que sonaran sus argumentos, sino también de la solidez de las pruebas que presentara. Los científicos compartían sus descubrimientos con un artículo de colegas, quienes—si quedaban convencidos—los respaldaban y difundían.

Este consenso entre expertos permitía separar ciencia de pseudociencia. Quien establecía los criterios para distinguirlas era la incipiente comunidad científica.

Actualmente, los científicos siguen utilizando el consenso de la comunidad de expertos para juzgar la validez del nuevo conocimiento. Mediante el proceso llamado peer review (revisión por pares o colegas), los nuevos descubrimientos, en forma de artículos especializados, son enviados a revistas científicas de prestigio internacional. Estas cuentan con comités de especialistas en cada área, que se encargan de analizar los artículos recibidos y juzgar si cumplen con los requisitos de calidad y rigor que la comunidad científica exige para dar por válido un descubrimiento.

En los artículos científicos se descubre detalladamente el procedimiento y los razonamientos detrás de las conclusiones presentadas, para que puedan ser discutidos, evaluados, criticados o reproducidos por otros miembros de la comunidad. Pero el proceso de construcción del conocimiento científico no termina con la publicación: la discusión sigue, y en cualquier momento un descubrimiento puede ser refutado. Es este proceso de "conjeturas y refutaciones", como dijera el filósofo Karl Popper, lo que permite que la ciencia avance y evolucione constantemente.

Hoy la evaluación de la ciencia incorpora nuevas tecnologías, y las redes sociales como Twitter y Facebook comienzan a permitir que los expertos discutan, en tiempo real y públicamente, los artículos científicos recién publicados.

Lo que no cambia es que la discusión amplia y continua entre expertos es la que permite reforzar nuestra confianza en la ciencia, y asegurar que los charlatanes no son los científicos que dicen ser, sino simples embusteros en busca del dinero de ciudadanos desprevenidos.

*¿Cómo ves? Revista de divulgación de la ciencia de la Universidad Nacional Autónoma de México. Año 13, No. 152. Página #7. Julio de 2011.

*Martín Bonfil Olivera mbonfil@unam.mx es colaborador permanente de ¿Cómo ves? Revista de Divulgación de la Ciencia de la Universidad Nacional de México. Amablemente ha autorizado a El Círculo Azul la publicación de sus cápsulas de filosofía de la ciencia que esperamos les resulten útiles y aplicables en su realidad cotidiana.

Permalink ~ Comentarios (1) ~ Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

¿Química o física?

Por Martin Bonfil Olivera - 2 de Marzo, 2012, 19:10, Categoría: Ojo de mosca

La designación de 2011 como "Año de la química" sirve para reflexionar si sigue siendo una buena idea dividir el conocimiento científico en las disciplinas clásicas: física, química, biología...

Y es que la naturaleza es una. Segmentarla para estudiarla mejor es una buena estrategia de trabajo, pero corremos el riesgo de creer que el mundo realmente se divide en los anaqueles en que acomodamos el conocimiento que adquirimos sobre él.

Lo artificial de esta división se manifiesta cuando tratamos definir los límites entre disciplinas. La química y la física son buenos ejemplos. Tanto físicos como químicos afirman que sus respectivas ciencias se ocupan de la materia y la energía, y sus cambios.

Las definiciones de diccionario no ayudan mucho. Según la Real Academia, por ejemplo, la química es "ciencia que estudia la estructura, propiedades y transformaciones de la materia a partir de su composición atómica", mientras que la física "estudia las propiedades de la materia y de la energía".

Otras definiciones son más o menos similares. (Y ni hablar de la disciplina independientemente llamada fisicoquímica.)

¿Cómo saber, entonces, si algo responde al ámbito de la física o de la química? Los físicos resuelven el problema de manera sencilla: decretan que la química es sólo una subdivisión de la física. Además de petulante, este punto de vista es muestra de lo que el filósofo Daniel Dennett ha denominado "reduccionismo codicioso": pensar que si algo puede explicarse reduciéndolo a sus elementos constituyentes, ese algo no existe realmente.

El famoso fisicoquímico Peter W. Atkins resume admirablemente esta visión: habla de "la biología, que es física disfrazada de química". Y tiene razón, en cierta medida: los fenómenos biológicos no pueden existir sin el sustrato químico necesario.

No hay en biología "fuerza vital" ni otro componente que no sea material, químico. Y todo lo material existe gracias a las leyes de la física, que rigen la existencia de los átomos, su unión para formar moléculas y las interacciones entre éstas.

El error no es afirmar que toda química se basa en la física, o la biología en la química: ¿en qué más podrían basarse?

Pero hace falta recordar que la naturaleza presenta niveles de organización, y que estos permiten la aparición de los llamados fenómenos emergentes, que sólo se entienden desde el nivel correcto. Decir que una sustancia es líquida, por ejemplo, no tiene sentido desde el punto de vista atómico, o considerando una sola molécula: el estado líquido consiste en la formación de enlaces débiles y efímeros entre muchas moléculas.

Siendo rigurosos, podemos aceptar que la química es, en el fondo, física; pero tendríamos que añadir, necesariamente, que no es sólo física.

*¿Cómo ves? Revista de divulgación de la ciencia de la Universidad Nacional Autónoma de México. Año 13, No. 151. Página #7. Junio de 2011.

*Martín Bonfil Olivera mbonfil@unam.mx es colaborador permanente de ¿Cómo ves? Revista de Divulgación de la Ciencia de la Universidad Nacional de México. Amablemente ha autorizado a El Círculo Azul la publicación de sus cápsulas de filosofía de la ciencia que esperamos les resulten útiles y aplicables en su realidad cotidiana.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

Artículos anteriores en Marzo del 2012

El Blog

Calendario

<<   Marzo 2012  >>
LMMiJVSD
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  
 
Proyecto Cultura Chobojos - Chobojos
 
 Proyecto Cultura Chobojos - Vida sin fin
 
Proyecto Cultura Chobojos – Fotografía 366
 
Proyecto Cultura Chobojos – El círculo azul
 
Proyecto Cultura Chobojos – La Jauría
 
Proyecto Cultura Chobojos – Toma Todo
 
Proyecto Cultura Chobojos - Chistes x Kilos
 
 

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog