Febrero del 2013

SPQR

¿Qué significan las siglas SPQR?

A quien conteste primero y correctamente esta sencillísima pregunta se le regalará el libro La Marquesa de O de Heinrich von Kleist. También se hará acreedor de una práctica libreta hecha a mano.

Nota: A partir de este mes no se otorgarán los premios por más de dos ocasiones consecutivas a una misma persona.

El ganador de Enero 2013 y Diciembre 2012 fue el señor Jesús Rolando Solís Ornelas, de San Andrés Cholula, Puebla; quien podrá volver a participar y ganar nuevamente, hasta dos veces seguidas, a partir de Marzo del año en curso.

Un gran abrazo para todos.

Alea iacta est...

* Imagen SPQR: http://mr.ddns.pl/spqr%20tattoo.html

Permalink ~ Comentarios (3) ~ Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

Dulce azar científico

Por Martin Bonfil Olivera - 5 de Febrero, 2013, 1:27, Categoría: Ojo de mosca

Los mitos de la ciencia incluyen esa versión rancia y obsoleta de su modo de trabajo (el "método científico"): observación, hipótesis, experimentación, comprobación, teoría, ley… Como si los científicos actuaran siempre de manera perfectamente ordenada, metódica y racional.

Pero la ciencia tiene mucho de azaroso. Con frecuencia se topa por accidente con la solución a un problema… e incluso a problemas que ni siquiera había considerado. De hecho, hay descubrimientos científicos que sólo pueden ocurrir por accidente.

El ejemplo más famoso es el de la sacarina, el primer endulzante o edulcorante artificial. El químico ruso Constantin Fahlberg trabajaba en 1878 en el laboratorio de Ira Ramsen, en la Universidad Johns Hopkins, en Baltimore, donde se estudiaban compuestos derivados del alquitrán.

Una tarde, luego de terminar el trabajo, Fahlberg estaba cenando cuando probó un panecillo que le pareció lo más dulce que había saboreado en su vida. Pero luego se dio cuenta de que también su sopa le sabía dulce. Con curiosidad científica, probó varios alimentos y objetos y se dio cuenta de que el sabor dulce provenía de sus propias manos (que no se había lavado antes de comer).

Fahlberg abandonó abruptamente su cena y corrió al laboratorio, donde comenzó a probar ansiosamente todas las sustancias que encontró en su mesa de trabajo. Luego de arriesgarse saboreando el contenido de varios matraces, vasos de precipitados y tubos de ensayo, dio con el culpable: una reacción entre ácido sulfobenzoico, cloruro de fósforo y amoniaco que dio como resultado la sulfilimina benzoica, hoy conocida por el nombre comercial que Fahlberg le dio: sacarina. Es 300 veces más dulce que el azúcar. Ramsen y Fahlberg la estudiaron con detalle, y luego este último la patentó y comercializó con gran éxito (lo cual terminó con su amistad). Otros edulcorantes artificiales fueron también descubiertos por accidente. El ciclamato (Sweet'n Low) en 1937, cuando el estudiante Michael Sveda, de la Universidad de Illinois, llevó a su boca un cigarro que previamente había dejado sobre la mesa de laboratorio (trabajaba investigando compuestos contra la fiebre) y le supo muy dulce. Y el aspartame en 1965, cuando Jim Schlatter, que buscaba medicamentos contra la úlcera para la empresa Searle, se mojó con saliva un dedo para pasar unas hojas y se asombró de su dulzura.

Ninguno de estos endulzantes se hubiera podido descubrir más que accidentalmente. No hay prueba química alguna que nos revele el sabor de una sustancia: necesariamente tendrá que haber seres humanos que prueben sustancias extrañas. Algo éticamente inaceptable.

A veces el azar, la serendipia, no es sólo un ingrediente casual del método científico, sino parte central de sus avances.

*************

*¿Cómo ves? Revista de divulgación de la ciencia de la Universidad Nacional Autónoma de México. Año 15, No. 170. Página #7. Enero de 2013.

*Martín Bonfil Olivera mbonfil@unam.mx es colaborador permanente de ¿Cómo ves? Revista de Divulgación de la Ciencia de la Universidad Nacional de México. Amablemente ha autorizado a El Círculo Azul la publicación de éstas cápsulas de filosofía de la ciencia, que esperamos les resulten útiles y aplicables en su realidad cotidiana.

                                                                    **

Permalink ~ Comentarios (2) ~ Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

La mente colectiva

Por Martin Bonfil Olivera - 5 de Febrero, 2013, 1:16, Categoría: Ojo de mosca

En su famosa novela Más que humano (1953), el escritor estadounidense Theodore Sturgeon plantea el surgimiento del siguiente paso evolutivo del Homo sapiens: un colectivo de seis individuos con distintas capacidades que, unidos por telepatía, conforman un organismo múltiple en el que cada uno colabora por el bien todos.

En la naturaleza existen realmente estos "organismos colectivos", como las colonias de hormigas o de abejas, constituidos por muchos cuerpos con un genoma compartido que trabajan por el bienestar común. Quizá inspirándose en ellas, muchos otros escritores de ciencia ficción han soñado que la humanidad, a través de múltiples mentes conectadas mediante algo semejante a la telepatía, podría llegar a formar un "superorganismo".

Desgraciadamente, la transmisión de pensamiento no pasa de ser una fantasía: no hay ningún mecanismo físico o fisiológico que pudiera darle sustento. Sin embargo quizá la humanidad, en cierta forma, ha dado ya el paso para convertirse en algo más que un simple conjunto de individuos.

En efecto: desde que nuestra especie desarrolló un lenguaje, y con él una cultura, los humanos comenzamos a intercambiar información cultural que no forma parte de nuestro acervo genético, pero que también aumenta nuestra adaptación al medio y favorece así nuestra supervivencia.

Fuego, agricultura, escritura, gobierno, arquitectura e ingeniería, educación, industria, ciencia y tecnología, arte… todos son productos culturales que los humanos compartimos unos con otros —y con nuestras crías— a través de la comunicación. El lenguaje es una especie de "telepatía" rudimentaria que nos permite mantener un acervo compartido en los cerebros de toda la población: una cultura. Y la escritura es, asimismo, una forma tosca de "memoria" extracerebral.

Diversas innovaciones tecnológicas —alfabeto, papel, libros, imprenta, bibliotecas, y más recientemente computadoras e internet— han sido "prótesis" mentales y culturales que, al potenciar la comunicación, aumentan nuestras posibilidades de acción y supervivencia, comparadas con las de otros organismos… y nos dan también un poder de destrucción que nunca había existido sobre el planeta.

El lenguaje, junto con otros inventos culturales —la educación, la discusión y el debate, la democracia—, ha permitido que los humanos comencemos a funcionar como una verdadera comunidad de organismos que podemos (al menos en teoría) tomar decisiones colectivamente, con miras al bien común.

Hoy es en las redes sociales donde se lleva a cabo, de manera cada vez más amplia e intensa, esta constante discusión comunitaria. Y ya está teniendo impacto en las decisiones que tomamos como sociedad.

Conectados mediante la red estamos pensando colectivamente, como sociedad, más intensamente que nunca. Y lo hacemos no mediante la transmisión del pensamiento, sino mediante la discusión. Quizá éste sea el embrión de la verdadera "telepatía" humana.

*************

*¿Cómo ves? Revista de divulgación de la ciencia de la Universidad Nacional Autónoma de México. Año 15, No. 169. Página #7. Diciembre de 2012.

*Martín Bonfil Olivera mbonfil@unam.mx es colaborador permanente de ¿Cómo ves? Revista de Divulgación de la Ciencia de la Universidad Nacional de México. Amablemente ha autorizado a El Círculo Azul la publicación de éstas cápsulas de filosofía de la ciencia, que esperamos les resulten útiles y aplicables en su realidad cotidiana.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

El Blog

Calendario

<<   Febrero 2013  >>
LMMiJVSD
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28    
 
Proyecto Cultura Chobojos - Chobojos
 
 Proyecto Cultura Chobojos - Vida sin fin
 
Proyecto Cultura Chobojos – Fotografía 366
 
Proyecto Cultura Chobojos – El círculo azul
 
Proyecto Cultura Chobojos – La Jauría
 
Proyecto Cultura Chobojos – Toma Todo
 
Proyecto Cultura Chobojos - Chistes x Kilos
 
 

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog