Octubre del 2013

La imprescindible filosofía

Por Martín Bonfil Olivera - 22 de Octubre, 2013, 12:11, Categoría: Ojo de mosca

La oposición entre ciencia y filosofía es tan vieja como tonta. Y como tantas discusiones inútiles, proviene de la ignorancia.

Por un lado, muchos de quienes se dedican a cultivar la ciencia tienden a despreciar la razón pura, con frases como "eso es sólo filosofía", dichas con un tono que implica que se trata de algo absurdo; de simples juegos mentales sin ningún valor. El ejemplo clásico son las discusiones medievales sobre cuántos ángeles caben en la cabeza de un alfiler.

Por otra parte, hay filósofos que siguen construyendo razonamientos encadenados por la mera lógica, sin molestarse en voltear a ver el abundante conocimiento confiable sobre la naturaleza que la ciencia nos ofrece, y que con frecuencia nos sorprende pues va en contra de nuestro sentido común, de lo que hubiéramos esperado que sucediera. Muchas veces la ciencia contradice nuestra lógica. El reto es, entonces, interpretar lo recién descubierto bajo una nueva lógica.

Quizá el prejuicio de los científicos contra la filosofía nace de la historia de la ciencia. Se reconoce generalmente que la ciencia moderna es hija intelectual de la filosofía clásica desarrollada en la Grecia antigua, que privilegiaba el pensamiento puro como única fuente confiable de conocimiento.

La revolución científica, alrededor de los siglos XVI y XVII, rompió con esa tradición y, a través de la observación, la medición y la experimentación, demostró que el razonamiento que no está sustentado en los hechos corre el riesgo de ser engañoso. Laboratorios, microscopios y telescopios, experimentos, el registro detallado de los datos y demás herramientas que hoy asociamos con la ciencia moderna tomaron así un lugar central en el escenario.

Pero un científico haría muy mal en ignorar la importancia de la lógica y el razonamiento riguroso en la labor científica. Los datos son sólo la materia prima, pero es la razón la que los transforma en conocimiento. La labor intelectual de encontrar sentido a la información para transformarla en hipótesis y teorías, y hallar maneras de someter éstas a confirmaciones o refutaciones posteriores, es el corazón de la empresa científica. Claro, junto con la discusión crítica y abierta dentro de una comunidad de expertos, heredada también de la filosofía.

Aunque muchas ciencias no tengan un carácter eminentemente matemático, pocos científicos se atreverían hoy a desmentir la importancia fundamental de esta disciplina para la ciencia moderna. Sorprende, en cambio, que para muchos sea fácil descartar la formación filosófica como requisito indispensable en la preparación de cualquier científico (e incluso de todo ciudadano).

En ciencia la filosofía, como la matemática, no es opcional. Los científicos que lo ignoran lo hacen bajo su propio riesgo.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

El tiempo

Por Martín Bonfil Olivera - 11 de Octubre, 2013, 12:08, Categoría: Ojo de mosca

Todos sabemos instintivamente qué es el tiempo, pero resulta difícil definirlo. Es ya trillado el comentario de San Agustín de Hipona: "Si nadie me pregunta lo sé; pero si trato de explicarlo no lo sé".

Al pensar el tiempo con más profundidad, y a la luz del conocimiento científico y filosófico (sí, también la filosofía produce conocimiento), resulta ser bastante más complicado de lo que parece a primera vista.

Nuestra visión intuitiva es que el tiempo es sólo algo que sucede: el flujo de los eventos, de la vida. Tradicionalmente se le ha comparado con un río que corre incesantemente, y por igual para todos. Esto nos permite medir el cambio (a qué velocidad ocurren los sucesos, en relación con una medida del tiempo) y hablar de simultaneidad: algunas cosas ocurren al mismo tiempo.

Desde esa visión, sus propiedades eran simples: existía el pasado, que era inmutable. Existe el presente, en el que vivimos, y con el que vamos avanzando a través de la "línea" del tiempo. Y ese avance nos saca del pasado para llevarnos al futuro, que existirá conforme vayamos adentrándonos en él. Y el futuro, a diferencia del pasado inalterable, puede ser moldeado —o al menos así lo creemos— por nuestras decisiones presentes. Esa cualidad "borrosa", indefinida, del futuro es la que hace posible nuestro libre albedrío. Toda la física newtoniana se basaba en esta idea del tiempo universalmente válido, que fluye igual para todos, en cualquier lugar (independientemente de que en ciertas circunstancias "parezca" fluir más rápida o más lentamente, como han cantado desde siempre los poetas…).

Pero entonces llegó Einstein. Y con él, el desorden. Porque su teoría de la relatividad, basada en hechos, nos mostró que el tiempo (al igual que el espacio) es, precisamente, relativo. Depende del marco de referencia del observador: de su estado de reposo o movimiento. No existe marco de referencia privilegiado, y hablar de un tiempo universal o incluso de simultaneidad en términos absolutos, se volvió imposible.

Para la relatividad el tiempo es una dimensión, igual que las tres que conforman el espacio (aunque sólo nos podemos mover en él en una dirección). Y esto implica, necesariamente, que el futuro tendría que ser tan fijo e inmodificable como el pasado, mientras que el presente es sólo el punto a través del que estamos pasando en nuestro avance por la dimensión temporal.

Pero si el tiempo no es algo que se crea sobre la marcha, sino que existe como algo fijo, la consecuencia inescapable es que el concepto de libre albedrío, de que tenemos la posibilidad de influir en nuestro destino, se desvanece.

Claro que existe también la posibilidad de que existan múltiples futuros, entre los que podemos elegir con cada acción… pero esa es ya otra historia.

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

El Blog

Calendario

<<   Octubre 2013  >>
LMMiJVSD
  1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31    
 
Proyecto Cultura Chobojos - Chobojos
 
 Proyecto Cultura Chobojos - Vida sin fin
 
Proyecto Cultura Chobojos – Fotografía 366
 
Proyecto Cultura Chobojos – El círculo azul
 
Proyecto Cultura Chobojos – La Jauría
 
Proyecto Cultura Chobojos – Toma Todo
 
Proyecto Cultura Chobojos - Chistes x Kilos
 
 

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog