Marzo del 2014

Libros y evolución

Por Martin Bonfil Olivera - 28 de Marzo, 2014, 5:58, Categoría: Ojo de mosca

Algo que distingue al ser humano de cualquier otra especie es la cultura: esa herencia extrasomática que se suma a nuestro patrimonio genético y aumenta nuestra capacidad de adaptarnos al entorno y sobrevivir.

El primer paso en su surgimiento fue el lenguaje simbólico, que nos permitió compartir nuestras experiencias, ideas y aprendizajes. El biólogo inglés Richard Dawkins ha llamado "memes" a estos fragmentos de información que pueden transmitirse de un cerebro a otro. Al hacerlo van cambiando, seleccionándose y adaptándose, en un proceso evolutivo muy similar al de los genes.

El segundo gran hito fue la escritura, que nos permite plasmar esa herencia cultural y conservarla para que perdure y se enriquezca de generación en generación. A través de la escritura, los memes pueden sobrevivir fuera de nuestro cuerpo.

La invención de la imprenta de tipos múltiples por Gutenberg, alrededor de 1440, hizo posible la tercera revolución en la historia de la cultura: el libro como producto masivo. Ahora las ideas se podían difundir con fidelidad y de manera amplia y duradera. Los libros han sido los más eficaces vehículos para la supervivencia, diseminación y reproducción de memes.

Hoy se habla de cómo la revolución digital pone en riesgo al libro de papel. Y es cierto: la posibilidad de almacenar digitalmente un texto, con su diseño, tipografía e ilustraciones, para leerse en una pantalla, ahorra el carísimo proceso de impresión. La competencia entre libros de papel y electrónicos es muy desventajosa para los primeros.

Si añadimos el costo de distribución y venta, que internet evita, no extraña la actual crisis de las publicaciones en papel. Periódicos y revistas de todo el mundo ya la resienten: muchos han quebrado, o cancelan su impresión en papel para mudarse al ciberespacio. Los libros de consulta, como enciclopedias y diccionarios, están en vías de desaparecer para ser sustituidos totalmente por versiones virtuales.

Pero el libro es sólo un paso en un proceso de evolución que, de pictogramas en cavernas, jeroglíficos en tablillas de barro y grabados en roca ha pasado a símbolos escritos con tinta en papiros, pergaminos y finalmente papel. Un nuevo cambio de soporte no tiene por qué ser dañino.

Y los libros de papel siguen teniendo muchas virtudes. Además de ser prácticos, cómodos y bellos, son mucho más durables que los electrónicos: hay volúmenes impresos por Gutenberg que se conservan perfectamente. La tecnología, en cambio, es voluble y varía sin cesar. El libro impreso es un invento tan perfecto que resultará muy difícil que sea sustituido por completo por pantallas.

Al final, los libros —impresos o digitales— son sólo medios que los memes usan para sobrevivir, propagarse y seguir así colonizando más cerebros.

*

Número 182, página 7, Enero 2014. Transcripción con autorización del autor.

*

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

La lotería de la ciencia

Por Martin Bonfil Olivera. - 28 de Marzo, 2014, 5:54, Categoría: Ojo de mosca

Quince años compartiendo la ciencia: felicidades a todo el equipo de ¿Cómo ves? y a quienes han hecho posible esta aventura.

Cuando se habla del poco apoyo que recibe el desarrollo de la ciencia y la tecnología en nuestro país, se piensa casi siempre en dinero.

Se manejan distintos datos. Como el número de investigadores por cada 1 000 habitantes: México tiene 0.3, mientras que Estados Unidos casi 5, igual que Corea; Japón, 5.5, España, 3; Argentina casi 1, y Brasil, 0.6. O bien el porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB): México invierte menos del 0.4%; Estados Unidos, 2.79; España, 1.38, y Brasil, 1.09.

Visto así, el problema parecería ser sólo de dinero y número de investigadores disponibles. Pero se refuerza un conocido prejuicio: que como los recursos monetarios y humanos son limitados, una manera de optimizarlos es apoyar, sobre todo, a investigadores y proyectos que se enfoquen no sólo a investigar "cosas curiosas", sino a resolver los Grandes Problemas Nacionales: pobreza, enfermedad, desforestación, contaminación y otros.

Se trata del viejísimo debate entre ciencia "básica" y "aplicada", donde la primera sale siempre perdiendo. Más allá de lo falso de tal dicotomía (como afirma el Dr. Ruy Pérez Tamayo, a la que hay que apoyar es a la ciencia bien hecha), esta visión pragmática de la investigación resulta dañina.

¿Por qué? Porque la ciencia es esencialmente darwiniana. Contra lo que vemos por televisión, es raro que un científico que busque la respuesta a una pregunta particular logre encontrarla. Lo normal es que descubra una serie de cosas inesperadas, que le abren nuevas rutas de investigación. Algunas resultarán ser callejones sin salida; otras lo llevarán a descubrimientos interesantes, pero completamente distintos a lo que buscaba. (Y no lo hace individualmente: cada investigador tiene también varios alumnos de licenciatura y posgrado, explorando diversos proyectos, para que alguno se tope con un camino prometedor.)

Podría parecer ineficiente, pero así son los procesos darwinianos. En ciencia no hay manera de asegurar que se va a hallar lo que se buscaba; pero sí que, si se recorren los vericuetos por los que nos lleva la exploración de la naturaleza, se descubrirán cosas importantes y útiles… y algunas incluso tendrán aplicación práctica.

Pero esto sólo ocurrirá si hay un número suficientemente grande de científicos trabajando en libertad y con presupuesto adecuado, haciendo buena ciencia, para explorar estas rutas inesperadas; para que algunos pocos puedan descubrir algo grande. Y normalmente, estos descubrimientos pagan con creces la inversión que se hizo.

La ciencia es una lotería. Un país que quiera progresar debe comprar suficientes boletos: sólo así tendrá posibilidades de ganar el premio mayor.

*

Número 181, página 7, Diciembre 2013. Transcripción con autorización del autor.

*

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

El caso del celular fantasma

Por Martin Bonfil Olivera. - 28 de Marzo, 2014, 5:47, Categoría: Ojo de mosca

A todos nos pasa. En el ajetreo cotidiano, se siente vibrar el teléfono celular en el bolsillo, o en el bolso si se es mujer.

A trompicones, se saca el aparato y se comprueba, con sorpresa, que no hay ninguna llamada perdida.

¿Qué ocurrió? Simple: nuestro tacto nos engañó. Creímos sentir la vibración del teléfono, pero no hubo tal. ¿Por qué es tan común esta ilusión táctil? ¿Pasa esto con otros sentidos?

En realidad sí. Son bien conocidas las ilustraciones de ilusiones ópticas, donde percibimos como distintas líneas que tienen la misma longitud, vemos puntos que no existen o creemos que unas rectas paralelas son curvas.

La explicación de estos fallos perceptuales se halla en la estructura y funcionamiento de nuestro sistema visual. Por la manera en que funcionan el ojo, las células receptoras de luz de la retina y los complejos circuitos cerebrales que procesan su información para generar la sensación de "ver", hay ciertos patrones que generan, reproduciblemente, una percepción equivocada.

Pero también hay otras circunstancias, menos regulares, en que se puede "ver" algo que no existe. Un ejemplo son las auras que llegan a percibir los pacientes con migraña o epilepsia; otro son las alucinaciones producidas por algunas drogas o ciertas alteraciones neurológicas. Sí: a veces vemos cosas que no existen.

Lo mismo ocurre con el oído. Existen "alucinaciones auditivas", y no es tan raro que una persona llegue a oír un sonido imaginario: una voz que la llama, una alarma, un timbre de teléfono.

Estos fenómenos, como el de la vibración imaginaria del celular, tienen que ver con el umbral de percepción. Cuando se trata de una luz intensa o un objeto bien iluminado, es claro si estamos viéndolos o no. Pero, ¿qué pasa con una sombra borrosa en una habitación oscura o una estrella muy tenue que apenas vislumbramos en el cielo?
El ojo —y el cerebro— no pueden estar seguros de que realmente vieron algo. Y el oído, a veces, en medio del ruido predominante, se esfuerza por extraer un mensaje que tenga sentido y acaba engañándose… y engañándonos.

Nuestra piel tiene que estar siempre alerta a los múltiples movimientos, pequeños golpes y vibraciones que ocurren conforme uno avanza durante el día. Extraer de esta sinfonía de ruido táctil la tenue melodía concreta de la vibración del teléfono puede ser muy trabajoso. Nuestro tacto se agudiza, llevando al máximo su sensibilidad, para detectarla. El precio es que al bajar tanto su umbral de percepción, llega a interpretar como señales reales lo que en realidad es sólo ruido.

La percepción es construcción. Y como tal, puede ser engañosa.

*

Número 180, página 7, Noviembre 2013. Transcripción con autorización del autor.

*

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

SOÑANDO

Por JUAN CERVERA - 22 de Marzo, 2014, 4:21, Categoría: Verso y Reverso

Soñando sueño que sueño

y no dejo de soñar.

Soñando sueño que sueño

y no quiero despertar.

Despierto, o creo que despierto,

e imagino despertar

en el sueño,

donde tú sigues soñando

y no cesas de soñar.

*

JUAN CERVERA SANCHIS JIMENEZ Y RUEDA
PRIMAVERA 2014
*

y no dejo de soñar.

Soñando sueño que sueño

y no quiero despertar.

Despierto, o creo que despierto,

e imagino despertar

en el sueño,

donde tú sigues soñando

y no cesas de soñar.

*

JUAN CERVERA SANCHIS JIMENEZ Y RUEDA
PRIMAVERA 2014
*

y no dejo de soñar.

Soñando sueño que sueño

y no quiero despertar.

Despierto, o creo que despierto,

e imagino despertar

en el sueño,

donde tú sigues soñando

y no cesas de soñar.

*

JUAN CERVERA SANCHIS JIMENEZ Y RUEDA
PRIMAVERA 2014
*

y no dejo de soñar.

Soñando sueño que sueño

y no quiero despertar.

Despierto, o creo que despierto,

e imagino despertar

en el sueño,

donde tú sigues soñando

y no cesas de soñar.

*

JUAN CERVERA SANCHIS JIMENEZ Y RUEDA
PRIMAVERA 2014
*

Permalink ~ Comentarios (1) ~ Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

El Blog

Calendario

<<   Marzo 2014  >>
LMMiJVSD
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31       
 
Proyecto Cultura Chobojos - Chobojos
 
 Proyecto Cultura Chobojos - Vida sin fin
 
Proyecto Cultura Chobojos – Fotografía 366
 
Proyecto Cultura Chobojos – El círculo azul
 
Proyecto Cultura Chobojos – La Jauría
 
Proyecto Cultura Chobojos – Toma Todo
 
Proyecto Cultura Chobojos - Chistes x Kilos
 
 

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog