Un mes sin Coca-Cola

Por Leonel Puente - 30 de Enero, 2018, 12:08, Categoría: La Zona Azul

Hace 5 años dejé de fumar.

Hace 3 años dejé de tomar.

Hace 6 meses dejé de utilizar antidepresivos.

Hace un mes dejé de beber Coca-Cola.

¿Y todo eso qué, en qué cambia el mundo con eso?

De lunes a viernes me dedico a vender y comprar libros usados; ya solamente los sábados trabajo como mesero en banquetes elegantes, en mayor parte bodas de la alta sociedad. Muchos años me dediqué a trabajar en restaurantes, luego me pasé a los banquetes y desde hace dos años, combino dos actividades: la venta de libros y las bodas de fin de semana.

En muchas ocasiones, en un solo día como mesero, gano más que toda una semana vendiendo libros, ¿tendrá algo que ver el hecho de que México es un país tercermundista (o, como ahora se dice: "en vías de desarrollo")?

Ayer, en todo el día no vendí un solo libro y me quedé pensando: ¿Ya será tiempo de comprar un galón de gasolina para rociárselo a los anaqueles y arrojarles un cerillo? Ganas no me faltaban, pero decidí "cerrar mi changarro" e irme al cine. Fui a ver la tan aclamada La forma del agua, nóminada a 17 mil Óscares y sumamente recomendada por muchos medios. La verdad, no entendí un carajo. Me divertí un rato y dejé de pensar en el galón de gasolina y el cerillo, pero nada de maravillarme ni salir extasiado, como en aquellos tiempos de mi adolescencia en que el cine era como un universo paralelo al cual podía acudir para enriquecer mi realidad...

Está muy bien divertirse, distraerse, disfrutar de un rato ameno; pero yo necesitaba algo más allá de eso. Salí a la avenida Reforma y me puse a leer en una banca. Hacía mucho frío, más de lo soportable con un solo suéter, pero el final del libro de Heidemarie Schweirmer, Mi vida sin dinero, me hizo olvidar el clima, la mala suerte, la película poco sorprendente y los 48 años que tengo, sin haber todavía hecho nada trascendental.

El Ángel de la Independencia, que no es Ángel sino una Victoria Alada, brillaba imponente y después de finalizar el libro me quedé ahí, cerca de 10 minutos mirándolo...mirándola. La diosa Nike. ¿De verdad se podría vivir sin dinero, especialmente en un mundo capitalista o, peor, tercermundista (con lo peor del dinero sin muchos de sus beneficios)? La señora Schweimer lleva más de veinte años viviendo del trueque, y no es porque sea indigente o algo por el estilo, tiene licenciatura en Pedagogía, otra en Sociológía y en Psicología. A veces da terapia por un boleto de teatro; en otras ocasiones lava trastes a cambio de una comida; fundo un Centro llamado Da y Toma en donde se pueden intercambiar productos o servicios, según las capacidades y necesidades de cada quien...

Y, casi al final, habla de Dios en una carta con un ministro evangelista. ¿Quién más que un gran Poder Superior, si no, para cuidar a una mujer que, a los 52 años, desde 1996, decidió no utilizar dinero para relacionarse con el mundo circundante?

Tengo 48 años y no he realizado aún nada reelevante para el género humano. ¿Me moriré igual que mueren la inmensa mayoría de los más de 7 mil millones de seres humanos que actualmente habitan el Planeta Tierra?

Nacer, crecer, reproducirse y morir. Eso dice el libro de biología desde la primaria. Los organismos vivos, realmente vivos, deberían, además, trascender de alguna manera.

He dejado de ingerir algunas cosas que dañaban mi organismo; ahora, también, al amanecer me tomaré un vaso de agua simple, veremos qué ocurre...

Permalink ~ Comentar | Referencias (0)
Etiquetas:

El Blog

Calendario

<<   Enero 2018  >>
LMMiJVSD
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31     
 
Proyecto Cultura Chobojos - Chobojos
 
 Proyecto Cultura Chobojos - Vida sin fin
 
Proyecto Cultura Chobojos – Fotografía 366
 
Proyecto Cultura Chobojos – El círculo azul
 
Proyecto Cultura Chobojos – La Jauría
 
Proyecto Cultura Chobojos – Toma Todo
 
Proyecto Cultura Chobojos - Chistes x Kilos
 
 

Archivos

Sindicación

Alojado en
ZoomBlog